(semisquare-x3)
Katy Perry y Orlando Bloom se conocieron en una fiesta posterior a los Globos de Oro en 2016. (Instagram/@kartyperry)

Katy Perry y Orlando Bloom no han querido revelar muchos detalles respecto a su próxima boda, debido a que no se sabe cuándo se llevará a cabo ni quiénes serán los invitados a este evento, pero la cantante confirmó de su propia voz que los preparativos marchan a la perfección. 

“Vamos avanzando poco a poco, dando un pasito detrás de otro. Desde luego estamos tratando de sentar buenas bases emocionales para un compromiso de por vida, lo cual ya es de por sí muy importante", confesó Perry durante una entrevista que le realizaron en la estación de radio KISS FM, además de insinuar que la ceremonia no será especialmente "ostentosa”.

Respecto a este detalle la californiana agregó: “No soy de esas personas a las que les gusta alardear demasiado, nunca he sido muy ostentosa. Mi estilo de vida no tiene mucho que ver con el de otra gente rica y famosa, aunque me siento muy agradecida por todo lo que he recibido tras años de duro trabajo”. 

Y para dar muestra de la relajada y austera vida que lleva la intérprete, también señaló que cuando los autobuses de turistas recorren las diferentes casas de los famosos, en ocasiones, ella se deja ver vestida con ropa deportiva y da una probada de cómo es la rutina en su vida diaria. 

"Esos autobuses solían pasar por mi casa todo el rato y a veces me veían saliendo por la puerta con mi ropa deportiva. Quizá pensaban que iba al gimnasio, pero no era el caso, ya que nunca voy al gimnasio. Probablemente iba a hacer recados o a dar una vuelta. Si me los encontraba con mi coche, les pitaba para saludarlos", recordó.

Fue el pasado 14 de febrero que Orlando Bloom decidió pedirle matrimonio a Katy Perry, quien días después reveló en entrevista en el programa Jimmy Kimmel Alive! que la propuesta del actor fue algo accidentada, pues justo el Día de San Valentín él la invitó a cenar pero todo dio un giro inesperado cuando su prometido la llevó a dar un paseo en helicóptero. 

Katy Perry señaló que recibió una carta mientras Orlando Bloom sacaba el champagne y un anillo, pero la botella estaba rota y la caja del anillo era tan grande que se atoró en su bolsa y aunque al final el actor se manchó con la bebida, pudo entregarle el anillo, aclarando que “la intención es lo que cuenta”. 

La historia de amor entre la cantante y el actor comenzó en enero de 2016, cuando se les vio coqueteando en una fiesta posterior a la entrega de Los Globos de Oro, desde entonces comenzaron a salir y ahora están a un paso del altar.


💬Ver 0 comentarios