El famoso actor, que saltó al estrellato como un galán juvenil de la serie "Beverly Hills 90210", falleció rodeado de su familia.

El actor estadounidense Luke Perry murió este lunes a los 52 años, luego de sufrir la semana pasada un derrame cerebral, informó TMZ, sitio especializado en celebridades.

De acuerdo al portal, el actor murió en el Hospital St. Joseph.

El ícono de la televisión de los 90 estuvo rodeado en sus últimos momentos por su familia, compuesta por sus hijos Jake y Sophie, su prometida Wendy Madison Bauer, su exesposa Minnie Sharp y su madre, Ann Bennett, destaca TMZ

"La familia aprecia el flujo de apoyo y oraciones que les han sido extendidas para Luke desde todas partes del mundo, y respetuosamente solicitan privacidad en este momento de gran dolor", dijo su publicista Arnold Robinson en un comunicado. 

Perry sufrió el pasado miércoles un derrame cerebral cuando estaba en su casa de Sherman Oaks, en Los Angeles, California, por lo que fue trasladado de inmediato al hospital.

Los doctores decidieron inducirlo a un coma para no dañar más su cerebro, en ese momento. 

Sin embargo, Luke murió la mañana de este lunes.

El actor de "90210" Ian Ziering le rindió homenaje en Twitter, donde admiradores y celebridades recordaron a Perry y lo lloraron. "Por siempre disfrutaré las entrañables memorias que compartimos los últimos treinta años ", dijo Ziering.  "Que tu viaje en adelante sea enriquecido por las magníficas almas que se han ido antes que tú, así como lo has hecho aquí con aquellos que dejas atrás", agregó. 

El actor saltó a la fama en la década de los 90 en la exitosa serie "Beverly Hills, 90210", junto con Jason Priestley, Jennie Garth, Shannen Doherty, Ian Ziering, Gabrielle Carteris, Brian Austin Green  y Tori Spelling.

Perry daba vida al personaje de Dylan McKay, que se robó el corazón de lasfanáticas de la serie.

"Voy a estar ligado a ese personaje hasta el día que me muera, pero me parece bien. Yo creé a Dylan McKay. Es mío", explicó Perry en el pasado sobre el personaje que lo convirtió en una celebridad.

Gracias a su personaje solitario, en lucha contra el alcoholismo y marginado de su familia, Perry protagonizó una portada de la revista People, que lo nombró "el rompecorazones más grande de la televisión", un título que explica los disturbios que provocó en algunas de sus apariciones públicas, según la agencia EFE. 

La semana pasada, Fox anunció el regreso de "Beverly Hills, 90210" con su elenco original, del que formó parte Perry, pero en esta nueva entrega el actor de 52 años no formaba parte.  

TMZ reportó que Perry había acordado aparecer en la nueva producción como invitado, pero no podía tener un papel más relevante debido a sus compromisos con la agenda de "Riverdale", la serie basada en los cómics "Archie" en la que trabajaba actualmente como protagonista desde 2017 con su papel de Fred Andrews.

Perry apareció en un puñado de películas, como "The Fifth Element" (“El quinto elemento”), ''8 Seconds" (“8 segundos) y "American Strays". Trabajó en el drama carcelario de HBO "Oz" y le prestó su voz a series animadas como "The Incredible Hulk" y "Mortal Kombat".

Debutó en Broadway como Brad en el musical "The Rocky Horror Picture Show" y protagonizó en el West End de Londres otra adaptación teatral de una película, "When Harry Met Sally". En años recientes actuó en las series "Ties That Bind" y "Body of Proof".

Luke Perry nació y se crió en el pueblo rural de Fredericktown, Ohio.


💬Ver 0 comentarios