Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Desde que se disculpó públicamente por la infidelidad a su novio, Robert Pattinson, Kristen Stewart se vino abajo y no quiere ni bañarse.