El actor aprovechó el encierro de la pandemia para desarrollar contenido para las redes sociales. (ELNUEVODIA.COM)

El actor Jasond Calderón da fe sobre cómo un simple elemento de un juego de mesa puede ser el comienzo de la creación de algunas de las parodias locales más vistas y jocosas de las redes sociales en medio de la pandemia de COVID-19.

De primera intención por su nombre no reconocerías de quién se trata, pero si se menciona al chico de las manitas de Instagram, de seguro has visto una de las múltiples parodias que ha realizado en las redes sociales.

El actor, quien lleva más de 20 años en el mundo de entretenimiento, descubrió en medio de la pandemia un nicho de comedia a través de los videos de parodias sobre situaciones reales y cotidianas que difunde en su cuenta de Instagram. Su mejor estrategia unas manitas de un juego de mesa que tenía en su casa y que decidió integrarlas a la creación de contenido para las redes sociales.

Calderón no es un “TikToker” y tampoco se considera un “influencer”, simplemente es un actor que le ha sacado partido al encierro a través de su creatividad desde el lado cómico de presentar situaciones reales de ciudadanos mediante sus propias parodias e imaginación.

Siempre le he sacado punta a las cosas y me la pasaba haciendo chistes de cualquier situación. En la pandemia compramos un juego de mesa que trajo unas manitas de plástico y consiste en usar las manos puestas para hacer diferentes retos. Al ver las manos en el juego me la pusieron fácil porque al empezar a difundirse videos en las redes sociales de las diferentes situaciones que ocurren en esta bendita isla se me ocurrió comenzar a hacer parodias", explicó el actor que también ha creado personajes cómicos en las redes sociales.

"Los videos que hago son por pura diversión. Las manitas las uso porque es una comedia absurda. Es cómo yo me imagino la situación, no es exactamente recreando lo qué sucedió, sino desde el punto de vista del que grabó o del que observa la situación. Otras veces es pura imaginación”, añadió.

Una de las primeras parodias de videos situacionales que realizó con las manitas fue la de empleada del Hotel Cofresí en Rincón que hizo famoso la receta del Coco Pirata.

El actor detalló que la integración de las manos se da como un elemento para definir la misma comedia, sumado a pelucas o otros accesorios que utiliza. La técnica de “lip sync” la domina a la perfección y suele aprenderse el contenido al estilo de una canción, por lo que se le hace fácil la memorización. En su caso procura tomar videos de situaciones reales y cotidianas que se vuelven populares ya sea por “una situación ridícula y absurda de las que pasan en este país”.

Una de esas parodias más reciente fue la que hizo sobre el hombre que su esposa reportó desaparecido en Aguadilla, Luis Ramírez, quien compartió un video en sus redes sociales declamando poesía.

“El desaparecido de Aguadilla, como lo han llamado hizo un video declamando poesía y su amor y al verlo me pareció cómico hacer mi versión de las manitas. Lo que hago en este caso fue darle luz a lo ridículo y lo absurdo y a lo mal que ha quedado. El entrelíneas de la situación es a lo que le saco partido y hago la parodia. Al igual que el motociclista que cerró la calle en Florida todo el mundo sabe que estás mal y que no se debe hacer en una vía pública, es una desconsideración y la gente empieza a hacer comentarios. Lo que hago es llevar esos comentarios a las parodias. Lo que hago es que señaló para que la gente se de cuenta de lo mal que quedó es persona”, detalló el actor, que de paso aclaró que no usa lenguaje vulgar en el contenido de los videos.

Calderón es padre de dos niñas adolescentes y son ellas las primeras jueces en ver los videos antes de que los suba a las redes sociales, por lo que suele ser precavido en el deasrrollo de contenido. Aunque sus hijas son las que lo introducen a la plataforma de Tik Tok, no utiliza la misma para sus parodias de ‘lip sync’, porque le gusta crear su propia situación de la comedia. Explicó que una de las claves para la publicación de los videos es compartirlos con inmediatez para no perder vigencia. No suele crear contenido de figuras públicas a excepción de uno que hizo de Sonya Cortés, a quien le pidió la aprobación para la publicación.

El actor enfatizó que tampoco es esclavo de subir videos y hacer parodias, ya que “esto lo hago por diversión”. Para su sorpresa la creación de contenido en Instagram le ha dado la oportunidad de crecer su audiencia que antes de la cuarentena era de 8,000 y ahora ronda los 45,000 seguidores. Ese incremento le ha permitido monetizar a través de la integración de la publicidad.

Más allá de Instagram

Calderón, por otro lado, participa en el rodaje de una nueva película de Transfor Ortiz que será su debut en la pantalla grande. El elenco del filme lo integran Tita Guerrero, Rafael José, Francis Rosas, Carmen Nydia Velázquez, Carlos Vega y Carmen Luvana, entre otros. El rodaje se realiza este mes en Bayamón.

Para el también ingeniero mecánico, aunque no lo ejerce en la actualidad, el filme era uno de sus sueños por completar, ya que se ha destacado en el teatro, televisión y en la música como uno de los vocalistas del desaparecido grupo Jyve 5.

En la película dirigida por Ortiz, interpreta a un joven que no anda en buenos pasos y su padre decide montarle un Foodtruck en un intento para enderezar su vida. La trama del filme es sobre los dueños de “Foodtrucks”.

Además de la filmación cinematográfica, Calderón trabaja en la producción de la comedia virtual “Dámelo puya”, junto al locutor Jorge Pabón, “El Molusco”, Carlos Vega y Robert Fantacuca que estrenará en noviembre en el canal Molusco TV en YouTube.

Calderón es el productor musical del programa radial “Los Reyes de la Punta” en la Mega, por lo que ha trabajado en varios proyectos con Pabón y Fantacuca. Sobre la comedia que produce junto a ellos, adelantó que la comedia escrita por Vega presenta varias situaciones cuatro amigos que se unen para abrir un Coffee shop.

El actor es parte del elenco de las producciones teatrales “In The Heights”y “Tremenditos”, pospuestas para el 2021 por la pandemia.