Michelle Marie Colón hace un homenaje a la bomba puertorriqueña.

La Miss Universe Puerto Rico, Michelle Marie Colón Ramírez, rendirá homenaje a la bomba puertorriqueña y hará un llamado a la conservación ambiental con el traje típico que llevará al certamen internacional que se celebrará el próximo 12 de diciembre en Israel.

Al son de bomba, los presentadores Jaime Mayol y Alba Nydia Díaz presentaron durante el programa “Viva la tarde” (Wapa TV) a la beldad puertorriqueña, quien se movió según el repicar de la típica música afroantillana.

El traje, denominado “Protectora de Nuestras Costas”, es un trabajo de dos dominicanos, el diseñador Lionel Lirio y el artista plástico Luis Ríos. La mayoría del material que se usó para confeccionar el vestido es reciclado. El trabajo, según dijo Díaz, tardó unos diez días.

La reina de belleza expresó sentirse satisfecha con el diseño ya que refleja su preocupación por el ambiente y su pasión por el baile de la bomba a pesar de que aprendió a bailar los ritmos autóctonos durante la pandemia. Tomó clases de bomba durante dos meses.

“Me siento orgullosa y feliz de poder representar lo que quería. El vestido también representa mi pasión por la bomba y por el baile porque vi que puedo expresar mi personalidad y qué mejor que combinarlo con la concientización que tanto queremos en Puerto Rico de proteger nuestras playas. El azul refleja los océanos y sobre todo la importancia de proteger nuestras costas. Todo el material es totalmente reciclado” , dijo la reina de belleza en su intervención en el programa.

El vestido, según se informó, cuenta la historia de una deidad danzante que, con la energía que produce su ritmo y movimiento en el batey, protege las costas de la contaminación ambiental.

“Realmente el tema del vestido fue un escogido mío. Ambas de mis pasiones son visitar la playa y ver el impacto comunitario que nosotros podemos tener con nuestras costas y con nuestro ambiente. Quería llevar ese mensaje al Miss Universe, pero combinándolo con mi pasión con la bomba puertorriqueña. Entiendo que es importante reflejar nuestra verdadera identidad puertorriqueña y ahora lo voy a mostrar en Israel”, explicó la reina de belleza en un aparte con los medios locales.

El color azul celeste, protagonista de la amplia falda y el turbante, representa los cuerpos de agua de Puerto Rico. Lleva en su espalda una gran canasta realizada con retazos de tela reciclados en tonalidades rojo, amarillo, y verde, que representan cromáticamente el esfuerzo, la determinación y esperanza por la conservación del ambiente y la recolección de desperdicios en los mares.

Elementos como botellas, tapas y bolsas plásticas -algunos de los contaminantes que más se encuentran en los mares- fueron recolectados y transformados en elementos para la creación. Coloridas flores y borlas trabajadas minuciosamente en materiales reciclados, decoran y energizan el majestuoso atuendo que resalta en la reina de belleza.

“El poder mostrarle al universo una creación inspirada en el reciclaje, que fue concebida con amor, estableciéndose de esta manera que no importa de dónde son las manos que elaboran el trabajo sino el sentimiento con el que se hace y la intención de poner de manifiesto la unión y el latido de los corazones de las naciones del Caribe: unidos seremos más poderosos”, expresó en un comunicado el diseñador dominicano.

Por su parte, Luis Rivas añadió que el traje tiene detalles únicos y especiales, con la intención de crear una conciencia ecológica haciendo un llamado de alerta al mundo; con la ventaja además de poner arte en lo que otros desechan.

Palabra y acción en favor del ambiente

La reina de belleza indicó que su mensaje en el vestido es cónsono con sus acciones en favor del ambiente. La representante puertorriqueña trabaja con Scuba Dogs Society, una organización dedicada a la conservación y educación ambiental.

“Estuvimos viendo en Loíza lo que está pasando con las dunas se están alejando de nuestras costas y necesitamos preservarlas para que no tan solo nuestra ecología pueda mejorar sino que futuras generaciones puedan disfrutar de las mismas”, indicó.

Colón Ramírez, natural de Bayamón de madre dominicana y padre puertorriqueño, partirá en los próximos días hacia Israel, donde se llevará a cabo la edición 70 del certamen internacional el próximo 12 de diciembre.

Sobre su preparación para Israel expresó sentirse tranquila y confiada de que va con un deseo inmenso de traer la sexta corona a Puerto Rico.

Detalló que entre sus atributos a nivel personal sobresale su “compasión, espiritualidad y el poder de unión que puedo tener con los demás”.

La unidad que proclama también la resalta como un valor entre los puertorriqueños que suelen destacarse “en cualquier rincón del mundo donde nos encontremos se nota nuestra esencia”.

Será en Israel, donde además la actual Miss Universe, la mexicana Andrea Meza, entregue la corona tras protagonizar el reinado más corto de la historia del certamen debido a los atrasos provocados por la pandemia de COVID-19. Meza fue coronada en mayo pasado y entregará la corona apenas siete meses después.

Colón Ramírez, por su parte, llegará al concurso internacional con poco más de dos meses de preparación tras ganar la corona local el pasado 30 de septiembre como representante del pueblo de Loíza, aunque como modelo tiene experiencia previa en certámenes de belleza.

Miss Universe Puerto Rico es consciente que viaja a un país donde la mujer culturalmente vive bajo la opresión. En ese sentido enfatizó que como “mujer se siente indignada con las cosas que pasan en el mundo y sé lo que es sentirse vulnerable ante realmente no poder alzar la voz”.

“Sufrí muchos años de ser oprimida por mi físico. Es importante sentirse segura de quien uno es y saber que un mejor mañana se acerca. Saber que la unión entre mujeres puede lograr un gran cambio ”, precisó.

En entrevista reciente con El Nuevo Día, la reina no soltó prenda sobre qué vestidos llevará y de qué diseñadores durante el certamen en el hotel Isrotel Yam Surf en Eilat. Durante su presentación del traje típico en Wapa TV tampoco dijo qué diseñador la va a vestir la noche final, pero sostuvo que le encantan los colores vivos en combinación con neutrales.

La beldad boricua supo durante su encuentro con los medios locales, que el traje típico había recibido buenas críticas y su rostro de inmediato reflejó una gran felicidad.

💬Ver comentarios