El arpista cuenta con una trayectoria de 35 años y ha tocado para importantes figuras, como el Dalai Lama, durante su visita a Puerto Rico en 2003. (Suministrada)

En estas semanas de cuarentena, las videollamadas se han vuelto habituales en muchos hogares pero las que realiza el arpista Milton Iván Rodríguez seguramente son diferentes a las que usted ha estado recibiendo. Imagine, por ejemplo, que al responder al timbre de su teléfono, en lugar de empezar una conversación tiene que detenerse a escuchar la melodía de “En mi Viejo San Juan” o el “Querube”, del Trío Los Condes, dedicada por una hija, una pareja o un enamorado que quiso hacerle ese regalo.

Rodríguez, acostumbrado a ser testigo de los rituales que marcan etapas importantes en la vida de la gente, está haciendo estas videollamadas o videos por encargo a petición de las personas que desean tener un detalle especial hacia sus seres queridos en medio de las limitaciones que impone la pandemia global de COVID- 19. Su proyecto se llama Arpa en Puerto Rico- Harp Serenade.

El músico explicó que esta ha sido una alternativa para reinventarse luego de dedicarse durante 35 años a ser testigo de los rituales que marcan etapas importantes en la vida de la gente como bodas, compromisos, aniversarios, duelos y otras ceremonias que a causa de la situación han quedado suspendidas a la espera del regreso a la normalidad.

Esta pausa, sin embargo, no ha evitado que las personas sientan la necesidad de utilizar la música de su arpa como una manera de continuar celebrando de otro modo momentos especiales, conectar con seres queridos y demostrarles afecto.

Hasta el momento, ha recibido peticiones no solamente desde Puerto Rico, sino de puertorriqueños radicados en países como España, Suiza, Italia y Estados Unidos.

La distancia física impuesta por la pandemia le ha dado un significado muy especial a la música, sostuvo el arpista, al contar que son muchos los que han regalado la melodía de "En mi Viejo San Juan" a seres queridos que se encuentran fuera de la isla. También emociona mucho la música del ayer, que el músico suele incluir entre la selección que realiza.

"La música en arpa es apropiada para todo. Hoy me llamó una persona porque su papá está en cuidado intensivo, en un hospital en Mayagüez. Ya le dijeron que no pasaba de esta semana, así es que quiso hacerle el regalo de mi música", contó Rodríguez.

Las videollamadas o grabaciones, disponibles a partir de $50.00, incluyen un repertorio diseñado para la ocasión, combinando las peticiones de quien solicita el servicio y su propia experiencia creando la atmósfera para diferentes eventos a lo largo de su carrera profesional.

La experiencia de Rodríguez incluye haber tocado para figuras como el Dalai Lama, en su visitaa Puerto Rico en 2003 y el tenor Luciano Pavarotti cuando vino a la isla un año antes.

Mientras se extienda el periodo de cuarentena, el músico seguirá teniendo disponible sus serenatas virtuales.


💬Ver 0 comentarios