Revive el emocionante tributo a Puerto Rico durante el medio tiempo del evento de la NFL.

En lo que sin duda será el Half Time Show más visto y comentado en mucho tiempo, Jennifer López y Shakira incendiaron con pura energía latina el estadio Hard Rock, en Miami, con su espectáculo en el medio tiempo del Super Bowl.

Las divas ofrecieron a los cientos de miles de personas que vieron el evento en vivo y vía satélite justo lo que prometieron en la conferencia de prensa del pasado jueves: un mensaje de unidad latina y empoderamiento femenino.

Y no faltó el elemento de orgullo boricua de parte de la Diva del Bronx, quien no perdió oportunidad de hacer honor a sus raíces al desplegar la monoestrella de manera muy especial durante el show.

Shakira comenzó el espectáculo ataviada de rojo a los acordes del éxito “She Wolf” y al grito de “¡Hola, Miami!". Luego tomó la guitarra eléctrica para el tema “Powerful”, el cual combinó con su éxito en español “Ojos así” con el que dio despliegue a su talento para el “belly dance”.

La cantautora colombiana siguió con “Whenever Wherever” para el que dejó ver su vientre y así seguir bailando en honor a sus raíces libanesas.

El ritmo latino lo impuso con los acordes de “I Like it Like That” al que se unió el intérprete urbano boricua Bad Bunny con su canción “I Like It”. Shakira pasaría a entonar “Chantaje” mientras Bad Bunny soneaba líneas de su tema “Callaíta”, ataviado con una capa y pantalón plateados.

Acto seguido Shakira, acompañada de un nutrido cuerpo de baile, interpretó otro de sus grandes éxitos “Hips Don’t Lie” en medio del cual se lanzó al público que estaba en arena y que se mezclaba con bailarines ataviados de carnaval barranquiteño. Shakira aprovechó un acercamiento de cámara para realizar un sonido de fiesta con su lengua.

Jennifer López cantó en tarima junto con su hija. (AP / Seth Wenig)
Jennifer López cantó en tarima junto con su hija. (AP / Seth Wenig)

Acto seguido apareció en escena Jennifer López en lo alto de un tubo iluminado en un ajuar negro y plateado para interpretar los éxitos “I’m Real” y "Jenny From the Block”. Siguió con “Get Right” y pasó a realizar un cambio de vestuario para el éxito “Waiting for Tonight” revelando su silueta en un ajustado unitario transparente con pequeños espejos. Mientras bailaba acompañada de un un centenar de bailarines, la Diva del Bronx recreó su escena de la película “Hustlers” dando giros en un tubo agarrada solo de sus piernas.

El artista urbano colombiano J Balvin entró a escena para entonar los temas “Qué calor” y “Mi gente”.

J.Lo reapareció para bailar y cantar su éxito “On the Floor” rodeada de efectos de fuego. Su hija Emme junto a un coro de niños comenzó a cantar el éxito de su progenitora “Let’s Get Loud” al que se les unió Shakira tocando la batería. “La Diva del Bronx” apareció luciendo una capa de plumas que formaban la bandera de Puerto Rico y la de los Estados Unidos.

Por un instante, Shakira y Jennifer López ocuparon juntas el centro del escenario para mover sus cadera y glúteos.

La artista colombiana se quedó sola por unos segundos para bailar y cantar su tema “Waka Waka This is Africa”.

J.Lo regresó para realizar una intensa y complicada coreografía al ritmo de salsa, en uno de los momentos más espectaculares de la producción.

(AP / Patrick Semansky)
(AP / Patrick Semansky)

Al finalizar el espectáculo, las estrellas latinas se abrazaron y saludaron a la multitud mientras eran elevadas en una tarima y bajo un amplio despliegue de pirotecnia que arropó al estadio.

La energía y espectacularidad desplegadas por estas artistas establece un nuevo nivel en lo que se refiere a la expectativa que el público tendrá para futuros Half Time Shows.


💬Ver 0 comentarios