Tras 20 años con este sello discográfico, la cantante decidió volverse independiente. (AP / Alan Díaz)

Después de casi 20 años, siete discos, de los cuales uno fue en inglés, y decenas de canciones en las listas de las más populares, Paulina Rubio y la disquera Universal Music se separaron.

Así lo confirmó este miércoles la llamada "Chica Dorada" y fuentes de la empresa. "Ahora soy felizmente independiente por decisión propia", dijo la artista en Miami, donde reside con sus dos hijos.

Ejecutivos de Universal confirmaron, por su parte, que la "relación con Paulina quedó en términos excelentes" y que, "sencillamente, el contrato se venció".

Aunque no lo había anunciado, la cantante estaba abonando el terreno para cuando saliera la noticia. En una entrevista con la versión estadounidense de la revista Rolling Stone, publicada el 12 septiembre, "La Chica Dorada" declaró: "Ahora soy mi propia jefa".

En declaraciones de días antes, Rubio había reflexionado: "Es increíble que puedas subir una canción y en un minuto la pueden escuchar millones de personas. Es increíble que no necesites intermediarios para preguntar a tus fans qué quieren escuchar en tu concierto".

La decisión no debe haber sido nada fácil. La relación entre la artista y las sucursales de Universal Music en México, Estados Unidos y España fueron fructíferas por mucho tiempo para ambos.

Universal Music México se convirtió en la casa disquera de Rubio en el 2000. La artista había pasado cuatro años sin grabar nada nuevo, con la excepción de "Vive el verano", el tema de un programa español que condujo en España en 1999.

Su primera producción con Universal fue el homónimo "Paulina" (2000), el quinto de su carrera como solista y con el que tuvo total independencia creativa. Con ese disco, Rubio fue nominada a tres Latin Grammy y logró alcanzar por primera vez el primer lugar en la cartelera Billboard.


💬Ver 0 comentarios