El artista revelo que la cuarentena ha sido un proceso de "duelo". (Archivo)

El cantante Ricky Martin compartió ayer los sentimientos y situaciones que ha experimentado durante 60 días de cuarentena a causa de la pandemia de COVID-19.

El astro boricua publicó una reflexión en sus redes sociales en el que reconoce lo duro que ha sido el encierro hasta el punto sentirse por las dos primeras semanas paralizado, en un duelo intenso en medio de negación, ira, tristeza y aceptación. Al igual que el resto de los ciudadanos que permanecen en los hogares, el vocalista vive una montaña rusa de emociones que cambia a diario.

En su escrito, que publicó junto a dos fotografías en las redes sociales, sostuvo que abrirse y narrar un poco sus vivencias es una oportunidad única para hablar y darle prioridad a la crisis de salud mental, ya que los medios se han concentrado en la emergencia de salud.

“Decidí abrirme para dejarle saber que no estás solo. Las primeras dos semanas fueron increíblemente abrumadoras para mí. Me sentí paralizado. El duelo fue intenso. Estaba pasando por todas las fases… las cosas no iban a ser diferentes y no podía hacer nada para evitarlo. Qué arrogante de mi parte. El tiempo que pasamos para crear una estrategia para los que sería el 2020 se colapsaba frente a nosotros. Lo que fue, nunca será. Para mí eso fue un concepto difícil de entender. Mi terrible y agotadora necesidad de “actuar” y “despreocupado” en momentos de estrés con mi familia, para que no se alarmen, (especialmente los niños), tampoco ayudaba", confesó en una extensa reflexión publicada anoche en sus redes sociales.

Martin pasa la cuarentena con su familia en su residencia en Los Ángeles, California. Para el 2020 tenía una agenda onerosa de presentaciones con su gira Movimiento, que tuvo que cancelar ante la pandemia del coronavirus.

"A eso añádele, la poca o mucha información o más bien desinformación que nos llegaba de parte de nuestros líderes. Necesitaba detenerlo todo y concentrarme en mí, en nosotros”, reveló el artista que según transcurrieron los días del confinamiento comenzó a entender el proceso y adaptarse a las nuevas estructuras que lideran el mundo ante la propagación del coronavirus y la paralización de la mayoría de los sectores económicos y sociales.

Según narró su esposo Jwan Yosef fue quien lo ayudó a comprender lo que sucedía en el resto del planeta y aceptó “que el mundo comenzó a sanar”.

“Ahí pude ver el plan divino detrás de todo esto. Entonces en mi mente, las cosas se aclararon. Comencé a sentirme menos ansioso. Pude trabajar un poco más,poco a poco…”, añadió el artista que precisó que la pandemia le ha dado otro giro a la producción de su próximo álbum.

El vocalista de “Tiburones” trabaja en el disco que tendrá alguna referencia la crisis de salud actual y a las emociones que ha experimentado durante el confinamiento.

En su agenda, hasta el momento, no se ha pospuesto la gira con Enrique Iglesias y Sebastián Yatra para septiembre.


💬Ver 0 comentarios