Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El ganador del premio Grammy conversó, se hizo fotos y compartió tragos con los compradores desprevenidos.
El ganador del premio Grammy conversó, se hizo fotos y compartió tragos con los compradores desprevenidos. (Agencia EFE)

J Balvin es una estrella mundial del reguetón, pero durante un día en Nueva York se presentó simplemente como José, un “hombre normal” encargado del mostrador de una tienda de barrio, sorprendiendo a los clientes como parte de una campaña publicitaria y a la vez ofreciendo pistas sobre su próximo proyecto musical.

💬Ver comentarios