La cantante aclaró que no juega con faltarle el respeto a ninguna religión. (Archivo)

La cantante y empresaria barbadense, Rihanna, desató un aluvión de críticas esta semana luego de utilizar una canción que contenía versos islámicos sagrados para su segundo desfile de lencería Savage X Fenty.

Más de una decena de modelos se desplazaron sobre la pasarela al ritmo de la canción “Doom” del productor Coucou Cloe durante el programa que se transmitió por Amazon Prime el pasado viernes y que contó con la participación del puertorriqueño Bad Bunny y la cantante española, Rosalía. Según reseñó CNN, la canción lanzada en el 2017, incluye un “remix” de una narración (hadiz) sobre el fin de los tiempos y el día del juicio.

El hadiz es una escritura de los dichos y mandamientos del profeta Mahoma.

Ante las críticas de algunos de sus seguidores, la cantante recurrió a su cuenta de Instagram para aclarar el malentendido y ofrecer sus disculpas: “Me gustaría dar las gracias a la comunidad islámica por señalar un descuido enorme sucedido en Savage x Fenty Show, el cual ha causado una ofensa de manera no intencionada. Me gustaría disculparme directamente con ustedes por este error honesto pero descuidado”, comenzó la intérprete de “Diamonds”.

Rihanna mezcla música, moda y mucha sensualidad en el desfile virtual de Savage X Fenty

“Entendemos que hemos hecho daño a muchos de nuestros hermanos y hermanas musulmanes y estoy increíblemente dolida por esto. Yo no juego con faltar el respeto a ninguna religión, y el uso de esa canción en nuestro espectáculo ha sido completamente irresponsable. Nos aseguraremos de que esto no vuelva a ocurrir nunca más”, finalizó.

El especial que estrenó el viernes pasado cautivó por ser un derroche de música, moda, sensualidad e inclusión, algo que siempre faltó -y fue criticado- en los especiales de Victoria’s Secret, en los que aparecían las modelos más populares del momento, pero que mostraba la lencería como piezas que solo se ajustaban a cuerpos esbeltos y extremadamente delgados.