Lilly Collins en la serie "Emily en París".
Lilly Collins en la serie "Emily en París". (Agencia EFE)

Desde el pasado 22 de diciembre, los fanáticos de la serie de televisión estadounidense “Emily en París” disfrutan su segunda temporada. Sin importar que las críticas de medios como El Comercio, Elle y Cosmopolitan la catalogan como “buena” o “más de lo mismo”, lo cierto es que la continuación de la historia de Emily Cooper ha logrado colarse entre lo más visto en Netflix en lo que va del año, según EFE.

Esta semana, la plataforma de “streaming” confirmó la tercera y cuarta temporada de la serie romántica que protagoniza Lily Collins y que produce y dirige Darren Star, guionista de “Sex and the City” o “Beverly Hills, 90210″. Mientras tanto, la ejecutiva de marketing natural de Chicago, continúa su recorrido por los rincones con la arquitectura más fascinante de París como el cementerio del Père Lachaise, las riberas del Sena o el Palacio Garnier. También visita otras joyas arquitectónicas fuera de la capital como el Café Senequier y el Palacio de Versalles.

La estación de París Este

La estación de París Este.
La estación de París Este. (Shutterstock)

Uno de los destinos de Emily en esta segunda temporada es la Costa Azul. El inicio de su travesía, además de la Place de l’Estrapade ubicada en el distrito 5 de París donde está su apartamento, es la Estación de París Este.

Situada en el distrito 10, el edificio, construido a mediados del siglo XIX, es obra del arquitecto François-Alexandre Duquesney y del ingeniero Pierre Cabanel de Sermet y está catalogado como Monumento Histórico desde el año 1975.

Grand-Hotel du Cap-Ferrat

Grand-Hotel du Cap-Ferrat.
Grand-Hotel du Cap-Ferrat. (Shutterstock)

Durante uno de los episodios, la protagonista pasa un fin de semana en Saint-Tropez acompañada de Mindy y Camille. Se quedan en el Grand-Hotel du Cap-Ferrat, una propiedad Four Seasons que, en realidad, no se ubica en esta localidad sino en Saint-Jean-Cap-Ferrat, entre entre Niza y Mónaco, una península conocida por sus opulentos hoteles y jardines, además de majestuosas villas situadas en un entorno natural.

En la lista de huéspedes del Grand-Hotel du Cap-Ferrat figuran Elizabeth Taylor y Winston Churchill.

Saint Tropez

Asimismo, en  Saint Tropez, vemos a Emily, Mindy y Camille delante del Café Senequier y su famosa fachada roja.
Asimismo, en Saint Tropez, vemos a Emily, Mindy y Camille delante del Café Senequier y su famosa fachada roja. (Suministrada)

Como parte de su trabajo, Emily celebra una fiesta para promocionar el champán de la familia de Camille en un “beach club” de la Costa Azul.

El ficticio Laurent G es en realidad Paloma Beach y se ubica en la playa del mismo nombre en Saint Tropez.

Otra de las fiestas de este viaje tiene lugar en el palacio Ragazzi House, en realidad el Château Diter, una villa igualmente lujosa de la Riviera francesa.

Asimismo, en Saint Tropez, vemos a Emily delante del Café Senequier y su famosa fachada roja.

La Samaritaine

La Samaritaine.
La Samaritaine. (Shutterstock)

Amante de la moda, Emily frecuenta lugares como La Samaritaine, unos grandes almacenes recientemente remodelados y actualmente emblema de la firma de lujo Louis Vuitton y que aparecen hasta en dos episodios, el primero de ellos en un momento de tensión a cargo de Petra, uno de los nuevos personajes al que da vida la actriz francesa Daria Panchenko.

También aparecen las famosas Galerias Lafayette Haussmann, específicamente su restaurante Tortuga, que ofrece espectaculares vistas a la Ópera Garnier.

💬Ver comentarios