Ivette Sosa trabaja como reportera en Telemundo. (Archivo)

La reportera de televisión Ivette Sosa reaccionó hoy a la alegada implicación de su hijo al fraude a la Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés) y las investigaciones que se realizan al respecto.

La periodista de Telemundo hizo las declaraciones en sus redes sociales.

“En los pasados días se ha mencionado en medios y redes sociales que mi hijo está relacionado a una investigación sobre solicitudes de beneficios del Pandemic Unemployment Assistance (PUA). Como madre han sido días difíciles.

Todos los que me conocen y han seguido mi trayectoria saben de mi apego y compromiso con la verdad. No obstante, debido a que hay investigaciones federales y locales en curso, he sido instruida por las autoridades a no hacer declaraciones sobre este asunto.

Con la misma responsabilidad con la que he formulado preguntas a otros, haré declaraciones públicas en el momento en que me sea permitido por las autoridades.

Agradezco a mis compañeros de labores y otras personas que me han expresado su preocupación por la situación”, publicó la reportera en sus redes sociales.

La División de Robos a Bancos y Fraude a Instituciones Bancarias de la Policía comenzó esta semana una pesquisa de dos alumnos de un colegio en San Juan, luego de recibir el expediente del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos que detectó un presunto esquema de fraude con fondos federales del PUA.

El teniente José Ayala indicó el pasado martes que la información que tenía la Policía hasta el momento es que los responsables del supuesto desfalco son alumnos a un reconocido colegio privado de la zona metropolitana. La escuela identificada es el Colegio San Ignacio de Loyola.

Fueron los padres de estos estudiantes los que alertaron que sus hijos recibieron cheques a través del correo. Uno de los padres acudió al Departamento del Trabajo para devolver el cheque.

Uno de los alumnos recibió un cheque por la cantidad de $7,458 y el otro por $6,126, según se desprende de la investigación.

El Colegio San Ignacio de Loyola sostuvo esta semana que supo del supuesto caso de fraude a través de la prensa.

“Advinimos en conocimiento de alegaciones serias sobre la supuesta actuación de algunos estudiantes del colegio. Este tipo de actuación, de tener mérito, es inaceptable y está reñida con los valores morales y éticos que vivimos e inculcamos en nuestros estudiantes. El Colegio San Ignacio tiene cero tolerancia con la comisión de cualquier delito y, de resultar ciertas las alegaciones, se tomarán las más serias sanciones disciplinarias”, dijo el colegio en una publicación a través de su cuenta de Facebook”, expresó en declaraciones escritas.