Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Debido a sus extensas y agotadoras caminatas, Raymond desarrolló presión alta, celulitis en un ojo y tobillos torcidos, entre otros males.
Debido a sus extensas y agotadoras caminatas, Raymond desarrolló presión alta, celulitis en un ojo y tobillos torcidos, entre otros males. (Gerald López Cepero)

A partir del momento en que el comediante Raymond Arrieta determinó no volver a participar de la caminata “Da vida”, a beneficio de los pacientes de cáncer y el Hospital Oncológico del Centro Médico en Río Piedras, sintió un “vacío y preocupación por los pacientes”.

💬Ver comentarios