Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Para los actores boricuas, protagonizar esta producción televisiva internacional cimentó más sus respectivas carreras. (GFR Media)

Cada uno avanzaba en sus respectivas carreras artísticas cuando se les presentó la propuesta de trasladar las vidas de “Celia Cruz” y  “Pedro Knight” a la televisión.

Para Modesto Lacén, el personaje era conocido. Había entrado en la piel del gran amor de “La guarachera de Cuba” en el musical “Celia”, en Nueva York (2007).

Ahora, cuando observan el trabajo a distancia, Jeimy Osorio y Modesto coinciden en que la serie televisiva coproducida por Telemundo les regaló un nuevo despunte en las artes.

“Para mí, ha sido un agente de transformación a nivel de vida, porque a medida que va pasando el tiempo me voy dando cuenta de la responsabilidad y de la persona                                     y del personaje y del ser humano que estaba representando, y el saber que ha sido tan bien recibido en cada país, saber que la gente habla tan bonito de ella, y que el cubano que no tuvo oportunidad de conocer su historia, pudo saber lo que ella hizo por un país, a mí me transforma la vida, porque de cierta manera yo quiero ser un ejemplo como ése”, comparte la protagonista de la etapa joven adulta de la legendaria cantante cubana (1925-2003).

 Jeimy deja perder la mirada por unos segundos y las lágrimas comienzan a correr por sus mejillas. “Era como vivir el sueño de toda la vida”, dice. “Era como, si al vivir la historia de ella, yo estuviera viviendo la mía”.

Fue así. “Celia” le dio libertad para madurar como actriz y cantante, al tiempo en que se reafirmó en sus raíces, y en sus “ganas de querer demostrar que los puertorriqueños estamos ahí”.

La ponceña recién se mudó a Los Ángeles, California, desde donde proyecta bailar a dos ritmos: actuando y cantando.

Modesto, al igual que su amiga y colega, siente un cariño especial por “Pedro Knight”. Cree, inclusive, que el personaje lo escogió nuevamente para que contara su historia.

“Es un personaje que respeto mucho, que lo estudié, que le di todo, y siento el éxito que ha tenido tiene que ver con la humanidad, con esa visión humana del personaje. Es cómico, se le ve su vulnerabilidad”, detalla del trabajo que no deja de sorprenderlo por la proyección internacional y el alcance masivo de la televisión, que descubrió con este trabajo.

“Celia” se presentó en Estados Unidos, Colombia, Panamá, Puerto Rico... Actualmente, se transmite en México y está próxima a estrenar en países de África.

Este éxito se le ha traducido en trabajo. Para el 2017, verá en pantalla el estreno de nueve proyectos cinematográficos. Uno de éstos lo graba en estos días en República Dominicana.

 “Sí creo que a partir de ‘Celia’, no he parado”, comenta el actor antes de hacer un alto para resaltar uno de los grandes valores de la serie: la presencia -en primer plano- de la raza negra.

“Es la primera novela en español protagonizada por afrodescendientes y eso es algo superimportante. Creo que ya es hora de que los afrodescendientes en Latinoamérica se vean bien representados en la televisión, en los medios escritos, en todas las áreas, y creo que esto es un pasito a que estas comunidades sean reconocidas y validadas por lo que son, y (estoy) muy orgulloso de ser una de esas caras”, puntualiza.

Modesto recién cumple los 40 años y, mientras habla de sus proyectos por venir -algunos dirigidos a la producción ejecutiva-, la felicidad parece superarlo.

“Hoy me levanté a dar gracias y me emocioné mucho, porque esto fue lo que yo soñé, yo soñaba ser actor”, manifiesta. “Nunca voy a dejar de ser actor, y quiero seguir mejorándome en personajes grandes y trabajar paralelamente en estos proyectos que estoy gestando”.


💬Ver 0 comentarios