Las series de televisión han sido algunas de las ganadoras. (AP)

Una figura fija de la televisión de Estados Unidos, la actriz Julie Bowen de “Modern Family”, está haciendo lo mismo que millones de otras personas durante el cierre generalizado por el coronavirus.

Está sentada en casa, mirando más televisión de lo que normalmente vería.

En un mundo al revés por la pandemia del COVID-19, la audiencia televisiva está creciendo. Esto constituye una buena noticia para una industria que se ha reducido constantemente, y sus ejecutivos esperan aprovechar una oportunidad anticipando lo que una audiencia estresada quiere ver.

Bowen y sus hijos disfrutaron la comedia de NBC, “Brooklyn Nine-Nine”.

“Nunca lo había visto y es súper divertido”, expresó. “Estoy intentando realmente alejarme de cualquier cosa sombría o basada en la realidad en este momento. No quiero ningún drama pesado. No puedo hacerlo”, añadió.

El uso de la televisión la semana pasada aumentó un 8% sobre lo que era en febrero, según la compañía Nielsen. Puede que no parezca mucho, pero esta es la época del año en que esa estadística generalmente va en la dirección opuesta: con el horario de verano y el clima moderado, más personas pasan tiempo afuera y lejos del televisor.

No es sorprendente que la programación de noticias sea el mayor beneficiado.

De hecho, si está buscando estrellas de televisión en el tema de coronavirus, considere David Muir, de “World News Tonight”, de ABC, o Lester Holt de “Nightly News”, de NBC. Ambas transmisiones tuvieron audiencias más grandes la semana pasada que cualquier otro programa transmitido en los horarios de mayor audiencia.

(AP)

Hace veinte años, las noticias vespertinas de la televisión se consideraban al borde de la extinción. Pero más de 32 millones de personas sintonizaron estas transmisiones, junto con “CBS Evening News with Norah O'Donnell”, cada noche para un resumen de los principales acontecimientos del día.

Otros programas que informaron o hablaron sobre las noticias alcanzaron hitos la semana pasada. “Sunday Morning”, de CBS, tuvo su mayor audiencia el pasado fin de semana desde 1994, y “Face the Nation”, desde 1991. “The View”, de ABC, tuvo su semana más vista desde enero de 2019. Lo mismo para el programa “Today”, de NBC.

El presidente Donald Trump, protagonista original de la televisión convertido en político, está en la televisión por cable casi todos los días con conferencias de prensa, y llegó a 4.4 millones de espectadores para un ayuntamiento de Fox News el martes. El impacto de esa exposición se verá en noviembre.

Donald Trump. (AP)

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aparece en televisión casi todos los días con sesiones informativas sobre coronavirus y tiene un creciente club de fans.

“Empecé a reírme de sus pequeños chistes”, escribió Rebecca Fishbein en Jezebel.

“Me doy cuenta que me estoy tocando el pelo (¡no mi cara!) cuando habla de un aumento en la capacidad de hacer pruebas. Me desmayé cuando le dijo a un periodista que tenía su propia rutina de ejercicios ... ¿Creo que estoy enamorada?”, comentó la columnista.

Andrew Cuomo. (AP)

Anayo Michel, propietaria de un estudio de danza en Valley Stream, Nueva York, atribuye su incesante observación del Dr. Sanjay Gupta, en CNN, a la decisión de preguntar a algunos de sus instructores -antes de que la mayoría de las personas se dieran cuenta de lo perjudicial que sería la pandemia-, sobre la posibilidad de grabar en video sus clases.

“Sanjay para presidente!”, dijo Michel.

La audiencia diurna de CNN la semana pasada aumentó un 132% respecto a la misma semana del año pasado. Fox News Channel (77%) y MSNBC (38%) también subieron, dijo Nielsen.

Sin embargo, estar atento a tantas actualizaciones médicas puede resultar perjudicial. Bernadette Scully, quien está jubilada, dijo que su esposo la vuelve loca porque tiene Fox News todo el día en su cabaña en Cranberry Lake, Nueva Jersey, donde permanecen en cuarentena.

“Me estresa porque lo escucha todo el tiempo”, expresó. “Mi esposo dice: ‘no lo escuches’. Pero es imposible no escucharlo”, reclamó.

Las noticias también han comenzado a filtrarse en el entretenimiento en horario estelar de una manera inesperada. Muchos canales sospechan que el aumento en audiencia de sus programas en el horario de las 8:00 p.m. se debe a que muchos se muestran después de la transmisión de las noticias locales. El “Último hombre en pie”, de Fox la semana pasada, por ejemplo, subió un 50% en la visualización en vivo, dijo Nielsen.

Las cadenas de televisión evalúan ahora qué realmente quieren ver estos espectadores cautivos.

“Estamos lidiando con lo que todos en el país están lidiando en este momento”, dijo Nancy Daniels, quien dirige Discovery Channel, Science Channel y Animal Planet, “¿Qué es lo que traerá mañana? ¿Qué traerá la próxima semana? ¿O el mes que viene?”, agregó.

La semana pasada, Animal Planet transmitió 94 horas seguidas de animales de peluche retozando en la pantalla, pensando en que los padres ocupados podrían ponerlo como un fondo agradable que también es seguro para los niños.

Daniels explicó que las redes propiedad de Discovery han cambiado sus programaciones diurnas para correr maratones de algunos de sus programas más populares. En HGTV, eso significa múltiples episodios de “Property Brothers” y “Love it or List it”.

“Queremos que los espectadores sientan que están pasando el rato entre amigos”, indicó, por su parte, Jane Latman, presidenta de HGTV.

Fox, en tanto, se siente con la obligación y la oportunidad de dar a las personas un respiro de las noticias con un oferta escapista y con suerte positiva como “The Masked Singer”, comentó Dan Harrison, vicepresidente ejecutivo de Fox Entertainment para planificación de programas y estrategia de contenido.

Todos estamos asumiendo que las personas se congregarían para ver lo que consideren ‘contenido reconfortante’ cuando se trata de programación en este momento”, añadió, por su parte, Jeff Bader, presidente de planificación, estrategia e investigación de programas de NBC. “Para algunas personas, eso sería comedia, pero para otras personas podrían ser películas antiguas o reality shows. A uno de mis colegas le gustan las películas de terror para escapar de la realidad”, comentó.

Hasta ahora, “Blacklist” es el mayor ganador de la era del coronavirus de NBC. Incluso, un éxito a largo plazo recibió ahora un nuevo impulso: “NCIS”, de CBS, atrajo a unos 13 millones de espectadores el martes, su mayor audiencia en más de un año y un aumento del 22% con respecto al nuevo episodio anterior, el 10 de marzo.

La “familia moderna” de Bowen puede beneficiarse. La comedia ABC, ganadora de varios premios Emmy, concluye el 8 de abril después de 11 temporadas. La cadena también espera reunir a las familias con un especial de magia de David Blaine, mientras que CBS transmitirá un especial de James Corden en horario estelar.

Julie Bowen. (AP)

El servicio de transmisión de HBO tuvo su mejor semana desde el verano pasado, ya que los televidentes han buscado favoritos como “Big Little Lies” y “Westworld”, y viejos como “Sex and the City” y “The Sopranos”, reveló Cheryl Idell, investigadora principal de WarnerMedia.

Showtime, viendo la necesidad de una apertura, ofrece una prueba gratuita de 30 días para los no suscriptores.

Entre el 3 y el 14 de marzo, Tivo informó un aumento del 600% en la visualización de contenidos con temas de pandemia, como “12 Monkeys”, “Contagion” y “Outbreak”. El contenido más solicitado en la plataforma “on demand” de Cinemax en las últimas dos semanas ha sido “Contagion”.

Sin embargo, no todos están dispuestos a presionar el botón de la pandemia. NBC anunció el miércoles que estaba retirando un episodio de “New Amsterdam” sobre una epidemia de gripe en la ciudad de Nueva York que estaba programada para el 7 de abril.

Las escuelas cerradas han sido un salvavidas para las redes dirigidas a los jóvenes, que durante años han sido duramente golpeadas por los padres que prefieren ver a pedido o intentan limitar el tiempo en pantalla. La visualización diurna de la programación infantil aumentó un 31% la semana pasada en comparación con la misma semana hace un año, dijo la firma de investigación Comscore.

Lisel Doreste-Hamilton, maestra en Port Orange, Florida, dijo que acaba de suscribirse a la programación de Disney para su hija, Celia.

“Ella ha estado viendo dos películas de Marvel al día”, reveló.

Incluso con todas las personas atrapadas en casa, CBS tuvo menos espectadores en horario estelar que la misma semana hace un año. La cancelación de “March Madness” es la potencial culpable.

Luego está ESPN, que se queda sin el pilar principal de su negocio: programación deportiva en vivo, y no tiene idea de cuándo volverá. La cadena está luchando por llenar el tiempo, importando lucha libre profesional, transmitiendo nuevamente su galardonado documental, “OJ: Made in America”, y negociando con ligas para volver a ejecutar juegos y eventos antiguos. Se ha hablado mucho sobre la agencia libre de la NFL y el próximo draft.

Luego, por supuesto, hubo cobertura de ESPN del Cherry Pit Spitting Championship desde Eau Claire, Michigan.

En estas circunstancias, la caída de la audiencia de ESPN comparada con la misma semana hace un año (820,000 a 550,000) podría haber sido peor.


💬Ver 0 comentarios