Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La composición de los caramelos o cualquier otro tipo de golosinas es de un 98% de azúcar.  (rawpixel / Unsplash)
La composición de los caramelos o cualquier otro tipo de golosinas es de un 98% de azúcar. (rawpixel / Unsplash)

El azúcar refinado es una dulce tentación que, al consumirse, ayuda a liberar sustancias como la dopamina, betaendorfina y serotonina, las cuales provocan placer y bienestar. Si bien estas ayudan a mantener despierto el cerebro y a asimilar otros nutrientes, existen razones por las que deberías evitar su consumo.

💬Ver comentarios