Servicio de noticias
Producido externamente por una organización que confiamos cumple con las normas periodísticas.
Incorporar este hábito después de la cena puede ayudar a vivir más tiempo, según un estudio de Harvard

Los investigadores recomiendan esta práctica que también está ligada a la salud y alimentación

8 de julio de 2024 - 9:04 PM

Cuando salgas a comer en grupo, escoge las comidas sanas y procura ser el primero en ordenarlas. (Shutterstock)
Este es un hábito que investigadores de la Universidad de Harvard recomiendan sumar a nuestras vidas.

La incorporación de hábitos positivos en nuestra vida son la clave para mantener una buena salud. La base pasa por comer sano, hacer ejercicio y descansar bien, y sobre ellos hay variaciones que pueden ayudar más a uno u otro aspecto de nuestro organismo. Hoy hablaremos de uno que, particularmente, colabora con la longevidad.

Este es un hábito que investigadores de la Universidad de Harvard recomiendan sumar a nuestras vidas. En este caso también está ligado a la salud y la alimentación, por lo que viene bien conocer los fundamentos y objetivos que persigue esta sencilla práctica.

Un hábito saludable

La actividad física es una de las recomendaciones más difundidas por los especialistas de la salud. El objetivo es evitar tener una vida sedentaria, ya que está demostrado que esto perjudica nuestra salud física y mental. Caminar es una de esas prácticas recomendadas y sobre la que abundan las investigaciones.

El Instituto Mayo Clinic afirma que un paseo diario, a paso ligero, puede ayudarnos a llevar una vida más saludable. Sus expertos señalan que combinar esta práctica con una alimentación balanceada ayuda a mantener un peso saludable, prevenir o controlar diversas afecciones, mejorar el estado cardiovascular, fortalecer los huesos y músculos, aumentar los niveles de energía, mejorar el estado de ánimo, la cognición, la memoria y el sueño, además de fortalecer el sistema inmunitario y reducir el estrés y la tensión.

Desde la Universidad de Harvard afirman que las caminatas suaves después de cenar luego de las ocho de la noche. En este punto da cuenta sobre un cambio de hábito importante para muchos que sería cenar un poco más temprano.

La idea, señalan sus investigadores, es poder tener algo de actividad luego de la cena, en vez de acostarnos o sentarnos a ver televisión, colaborando así con nuestra salud.

Este hábito, señalan desde Harvard, podría realizarse en un margen de 10 a 15 minutos diarios. El motivo es que de esta manera ayudamos a que nuestro cuerpo equilibre el incremento natural de glucosa que se produce tras comer.

Por otra parte, se trata de un aporte significativo para la salud mental al tomar contacto con la naturaleza y alejados de las pantallas. Además, esta práctica ayudará a mejorar la digestión, controlar el colesterol y conciliar mejor el sueño.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: