El doctor Miguel A. Vázquez Guzmán junto a su equipo médico durante una cirugía que utiliza la técnica vNotes.
El doctor Miguel A. Vázquez Guzmán junto a su equipo médico durante una cirugía que utiliza la técnica vNotes. (Suministrada)

Es una técnica quirúrgica novedosa, mínimamente invasiva, y que les permite a la mujeres que lo necesiten tener un tiempo de recuperación más rápido que las cirugías tradicionales, una estancia hospitalaria más corta, menos dolor pélvico o posquirúrgico y sin cicatrices en el abdomen.

Es lo que se consigue con el novedoso procedimiento vNotes (vaginal natural orifice transluminal endoscopic surgery) que se utilizó por primera vez en la isla en el Hospital Auxilio Mutuo. De hecho, las primeras intervenciones con esta innovadora técnica fueron realizadas en la isla por el doctor Miguel A. Vázquez Guzmán junto al Dr. Dani Zoorob, quien viajó desde Miami, para finalizar la certificación médica del obstetra ginecólogo.

“La cirugía endoscópica transluminal, que se hace a través de orificios naturales o vNotes, ofrece nuevas vías de abordaje de la cavidad abdominal con ventajas potenciales sobre la cirugía laparoscópica convencional”, explica el doctor Vázquez Guzmán.

Según el especialista, se trata de una técnica que permite aprovechar la cavidad vaginal en vez de crear incisiones en el abdomen, lo que permite realizar distintos procedimientos ginecológicos que son mínimamente invasivos. Entre ellos, menciona histerectomías, extirpación de ovarios y de trompas de Falopio.

“Presenta varias ventajas para las pacientes intervenidas, entre ellas, una recuperación más rápida al ser ambulatorio y menos dolor, reduciendo así el uso de analgésicos”, agrega el también uroginecólogo.

Una de las que se benefició de esta técnica es la manicurista Ruth Sierra Montañez, de Juncos, quien tenía unos sangrados muy abundantes durante su menstruación, además de mucho dolor. “Inicialmente me iban a hacer una cirugía tradicional laparoscópica. Pero el médico me ofreció esa nueva opción y le dije que sí porque era menos invasiva, no había dolor y la estadía en el hospital era más corta”, comenta la paciente en entrevista telefónica.

Ilustración de la cirugía endoscópica transluminal, que se hace a través de orificios naturales o vNotes.
Ilustración de la cirugía endoscópica transluminal, que se hace a través de orificios naturales o vNotes. (Suministrada)

La mujer, de 52 años, , quien fue operada el pasado 28 de junio, acepta que al principio tenía un poco de miedo por ser una técnica relativamente nueva. Pero indica que llevaba casi un año con el problema de sangrado y de mucho dolor en sus menstruaciones, por lo que aceptó operarse y no se arrepiente. Después de la cirugía no tuve dolores y ahora, a más de tres semanas de la cirugía, dice sentirse muy bien.

“Yo trabajo con mujeres todo el tiempo y (había visto que) algunas recuperaciones de la cirugía tradicional laparoscópica, que es la que hacen tipo cesárea, era de un más de un mes. Por eso, cuando el médico me habló de los beneficios de está técnica, accedí. Y desde el día uno que me hicieron la cirugía me sentí bien, sin dolor”, reitera Ruth.

Según explica el doctor Vázquez Guzmán, para llevar a cabo una operación con vNotes es necesario el uso de un dispositivo especial que permite instalar la laparoscopía por vía vaginal y que sustituye los tubos de acceso a la pared abdominal. p“Para los cirujanos que se certifiquen en dicha técnica es fácil adaptarse y se trabaja sin ningún incremento en tiempos de intervención”.

Pero el mayor beneficio, reitera el obstetra, es que las pacientes se recuperan mucho más rápido, si se compara con la cirugía laparoscópica tradicional.

“Es una laparoscopía vaginal. Durante el procedimiento la pérdida de sangre es mucho menor que en las cirugías tradicionales, sin incurrir en mucho dolor pélvico posquirúrgico, además de que la paciente no tiene cicatrices en su abdomen”, explica el doctor Vázquez Guzmán, tras indicar que hay cirugías vaginales que se hacen sin cámaras laparoscópicas, cirugías abdominales que conllevan una herida y otras en las que se utilizan los orificios pequeños laparoscópicos.

¿Quiénes se benefician? Como todo en la medicina, indica que doctor Vázquez Guzmán, todo tiene que estar basado en las indicaciones médicas. Pero se trata de una buena opción para pacientes que tengan sangrado vaginal, las que tengan problemas con las trompas de Falopio o con los ovarios, especialmente, quistes o fibromas. También se puede usar en pacientes con prolapso pélvico, que es cuando los músculos y los ligamentos del suelo pélvico se debilitan, por lo que dejan de proporcionar un sostén adecuado al útero.

No obstante, hay algunas contraindicaciones, advierte el doctor Vázquez Guzmán. “Esta cirugía no es para pacientes que tengan o se sospeche una malignidad, como cáncer de ovario, endometrio, de las trompas de Falopio o del cuello uterino. Tampoco es candidata si tiene una cirugía del sistema rectal, como una colostomía, al igual que los que reciben radioterapia en la pelvis y cualquiera que tenga endometriosis avanzada”.

💬Ver comentarios