Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Te cortas. Tu piel se abre. Sangras. Te duele.  Con bastante rapidez el tejido se regenera. Esa parte de tu cuerpo se regenera.  Científicos alrededor del mundo saben que esta capacidad de sanar es parte de nuestras herramientas de supervivencia, solo que en ciertos órganos se manifiesta de forma mucho más lenta que en la piel, cuando sufres una cortadura.


💬Ver 0 comentarios