Las videollamadas te permiten ver el rostro y percibir las emociones a través de la pantalla. (Shutterstock)

Cuando la vida te lleva lejos de tus seres queridos, hay épocas que duelen. La Navidad es una de esas temporadas en las que las distancias físicas parecen ampliarse, haciendo que el calor de un abrazo y la cotidianidad de una conversación frente a frente se extrañen mucho más.


💬Ver 0 comentarios