Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
La menopausia se completa cuando la mujer no ha tenido el periodo por un año. (Shutterstock)

La menopausia no es una enfermedad, sino un cambio hormonal que ocurre naturalmente. Es la época de la vida de una mujer en la cual deja de tener menstruaciones.  

La doctora Alma Padilla Comas, obstetra ginecóloga del hospital Auxilio Mutuo, en Hato Rey, explica que la menopausia ocurre, poco a poco, cuando el cuerpo comienza a producir una cantidad menor de las hormonas femeninas de estrógeno y progesterona. 

“Los periodos de la menstruación se presentan con menos frecuencia y, finalmente, cesan. Esa disminución de hormonas causa unos síntomas en la mujeres”, destaca Padilla Comas. 

La menopausia se completa cuando la mujer no ha tenido el periodo por un año. Ocurre, por lo general,  entre los 45 y 55 años. 

“Después de la menopausia, una mujer ya no puede quedar embarazada, pues sus ovarios ya no producen óvulos”, agrega la doctora. 

Recuerda  la ginecóloga que existen otros casos distintos por los que puede ocurrir la menopausia, por ejemplo, cuando hay un procedimiento quirúrgico en donde se remuevan ambos ovarios. “En este caso, no importa la edad, la mujer ya llegó a la menopausia. También, algunas veces, puede ser causada por la radioterapia, por fármacos utilizados para quimioterapia u hormonoterapia para el cáncer de mama”, subraya. 

¿Cuáles son los síntomas comunes de la menopausia?

De acuerdo con la doctora Padilla Comas , este cambio en la vida reproductiva de la mujer se presenta con algunos síntomas, entre estos: 

* Periodo menstrual irregular: El periodo menstrual de la mujer se vuelve más corto o más largo, más intenso o menos intenso. También comienza a faltar el periodo menstrual hasta que finalmente desaparece.

* Los calores: Son sensaciones de calor repentinas que padecen las mujeres en la menopausia. Estos calores pueden ser intensos, que se extienden a la cara y a la parte superior del cuerpo y pueden ser molestosos, pero suelen durar pocos minutos. Pueden aparecer varias veces en un mismo día. “Según  las estadísticas, estos calentones son más comunes en el 24% de las mujeres que están entre los 50 a 54 años. El promedio que pueden duran estos calentones son de 7.4 años”, señala la obstetra ginecóloga.  

* Sudores nocturnos: Hay mujeres que padecen de estos sudores nocturnos. “Estos son calores que te despiertan durante la noche, a veces son tan fuertes que al despertar uno tiene hasta el pelo mojado. Estos sudores nocturnos interfieren con el sueño”, asegura. 

* Problemas para dormir: En esta etapa, la mujer puede tener insomnio, dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormida.  

* Cambios vaginales: La membrana vaginal puede volverse más delgada, más seca o menos elástica. La sequedad vaginal puede ser una incomodidad a la hora de mantener relaciones sexuales.

* Infecciones urinarias o de la vejiga: En esta etapa, es posible  que la mujer tenga que ir más a menudo al baño y también le pueden dar infecciones urinarias o de la vejiga más frecuentes.

* Cambios en el estado de ánimo: Los cambios hormonales pueden causar cambios de humor repentinos, ansiedad, irritabilidad o cansancio. También puede cambiar el impulso sexual. 

La doctora Padilla Comas aconseja que tan pronto  la mujer comience a experimentar estos síntomas, debe acudir a su ginecólogo para un diagnóstico adecuado y un posterior tratamiento si fuera necesario. “Los tratamientos pueden ir desde cambios en el estilo de vida, tratamientos no hormonales y tratamientos hormonales”, puntualiza.


💬Ver 0 comentarios