Una buena manera de mantener constancia de tus documentos es digitalizarlos y guardarlos en la nube. (Shutterstock)

Los terremotos de los pasados días han puesto al relieve la necesidad de establecer, repasar o reforzar los planes de emergencia familiar.

Debido a que las emergencias no se pueden prever, tener disponibles copias de los documentos importantes de cada miembro de la familia y del hogar, hará el proceso de hacer trámites y transacciones en momentos clave después de un desastre natural mucho más fácil, brindándote un grado de tranquilidad, dentro del caos que pudiera generarse a tu alrededor.

A continuación, los documentos que debes tener a la mano y recomendaciones útiles que puedes poner en práctica inmediatamente:

* Testamentos

* Pólizas de seguros

* Contratos

* Escrituras de tu hogar e información sobre inversiones

* Pasaportes

* Tarjetas del Seguro Social

* Registros de vacunas e información médica y formularios

* Hojas de información de emergencia

* Números de las cuentas bancarias y de las tarjetas de crédito

* Una lista de los objetos valiosos que posees en el hogar

* Registros de la familia (certificados de nacimiento, adopción y matrimonio)

* Registros de las mascotas (vacunas e información médica)

* Lista de los médicos de la familia y los medicamentos que usan

* Lista de cuentas con información de acceso y contraseñas

En caso de emergencia, y de ser necesario evacuar de inmediato tu hogar, lleva contigo tu kit de emergencia y no olvides tu identificación personal.

Ten a la mano una libreta y marcadores (lápiz, bolígrafos, etc.) para anotar cualquier instrucción provista por rescatistas o cualquier información que sea de importancia. Apunta en esa libreta la información de los contactos y cualquier información necesaria.

Prepara una lista con información de cada miembro de la familia con sus nombres y apellidos, sus necesidades especiales (si son alérgicos, impedimentos, medicamentos utilizados) y sus fotos vigentes.

Saca dos copias y guarda los originales de los documentos en una caja de seguridad (caja fuerte) a prueba de agua. También puedes guardar las copias en una memoria USB o en la nube. Mantén una copia a la mano y dale la otra a una persona de contacto. Si no tienes una caja fuerte, puedes usar una bolsa plática sellada a prueba de agua. También puedes usar un recipiente resistente al agua que quepa fácilmente en tu mochila para mantener los documentos secos y seguros.

Fuentes: Guía de Salud Pública en Emergencias y Desastres 2019, del Departamento de Salud de Puerto Rico; Red Sísmica de Puerto Rico y Fundación Nemours.


💬Ver 0 comentarios