Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cuando no son atendidos apropiadamente, los problemas académicos pueden redundar en dos reacciones emocionales comunes: baja estima en el estudiante y tensión en el padre.

Shaira González, administradora del centro de educación suplementaria Sylvan Learning, explica que, igualmente, ambas partes experimentan mucha frustración si no logran solucionar la situación.

Sin embargo, existen estrategias que los adultos pueden poner en práctica desde que los niños son pequeños para desarrollar en ellos hábitos de estudio adecuados. Esta, afirma González, es la mejor herramienta para prevenir el problema.

La mayoría de las veces los estudiantes con dificultades académicas tienen malos hábitos de estudios, no saben estudiar, bosquejar ni organizarse.

“Vemos que los padres asumen que los niños saben estas destrezas o que se las han enseñado en la escuela”, apunta González.

Estas recomendaciones de la experta pueden ayudarte:

1Sea el adulto. Déjales saber que te mantienes al tanto de su progreso. Mientras más participes de las actividades de tu hijo, más sentido de responsabilidad sentirá.

2Verifica que las tareas estén hechas a tiempo y correctamente. Puedes ayudarlos a organizar el trabajo con un calendario de tareas diarias. Crear rutina les brindará compromiso.

3Objetivos fijos. Establece objetivos fijos, alcanzables y a corto o largo plazo. Mantén los niveles de presión bajos pero constantes.

4Brinda las cosas esenciales. Proporciona un lugar adecuado, silencioso y cómodo para estudiar.

5Vigila el sueño y la alimentación. Insiste en que tu hijo coma y duerma bien.

6Conversa. Hablar acerca de las actividades del colegio ayudan a que ellos te mantengan actualizado y a que seas parte de la vida de tu hijo.

7Se realista. Si tu hijo tiene problemas estudiando o la mayoría de las veces no entiende, su autoestima se ha afectado y está un paso atrás, así que es hora de buscar ayuda.

8Permanece positivo. De esta forma serás percibido como motivación y sostén. Comparte historias de cuando estudiabas, añade humor a las situaciones cotidianas, perdona los errores y busca aprender de las situaciones adversas.


💬Ver 0 comentarios