Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
En la noche, la primera dama asistió a la primera cena de estado luciendo un modelo de Arango en capas de muselina de seda azul marino y negro. (GFR Media)

Más allá del mensaje que ofreció el nuevo gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, durante la toma de posesión de su cargo el pasado lunes, algo que acaparó las redes sociales fue la manera en la que algunas de las invitadas vistieron para este acto oficial.

Las críticas, los halagos y hasta los memes no tardaron en aparecer luego que los invitados comenzaran a llegar al filo del mediodía. Dos de las mujeres que mayores comentarios provocaron a través de las redes sociales fueron la primera dama, Beatriz Rosselló Areizaga, y Jennifer González, comisionada residente en Washington. Ambas, al igual que otras invitadas, optaron por llevar creaciones de diseñadores locales.

La primera logró dividir a los fashionistas, pues mientras que algunos encontraron su ajuar refrescante, para otros no iba a la par con la solemnidad de la ceremonia.

El creador del vestido, el diseñador Gustavo Arango, explicó a este medio que el modelo línea A en seda color marfil, cuello en V y mangas cortas en encaje chantilly fue una petición de la primera dama, quien tenía como propósito lucir juvenil y diferente.

“Su forma de ver la vida y de vestir es de una mujer joven y así ella quería verse, como una joven, madre, que está comenzando un hogar y no quería vestirse como una persona que representa sus 31 años. Quiso un vestido corto, consciente de que no tiene un cuerpo ‘size’ 2 porque hace unos meses pasó por un proceso (aborto espontáneo) y quería sentirse cómoda mostrando su cuerpo tal como es, sin querer ponerse un traje que no vaya de acuerdo a su edad y su físico”, aseguró Arango.

En cuanto a los que criticaron el estilo por encontrarlo muy casual y muy corto para una actividad de estado, la “stylist” Claudia Madrid destacó que, en la actualidad, existen muchos estilos y tendencias de moda y cada mujer selecciona lo que le haga sentir más a gusto.

“No se puede complacer a todo el mundo todo el tiempo. Por eso es que tenemos todas las diferentes vertientes de estilos y moda. Lo importante es que cada mujer encuentre ese estilo donde se sienta cómoda. Muy pocas primeras damas han acertado en un 100% durante todo el cuatrienio, porque es un proceso de aprendizaje. Antes no teníamos redes sociales, era otro momento y ahora se le está prestando mucha atención”, aseguró Madrid.

No obstante, ese no fue el primer ajuar que Rosselló Areizaga lució ese día, pues durante la jura oficial de Rosselló Nevares, que se realizó a la media noche lució un vestido en tono rosado en “double jersey” con una silueta línea A y el cuello alto.

“En este primero hubo un poco de detalle en los hombros y a la vez cuello alto que va muy bien con lo moda del momento. Ella quería colores suaves, nada súper entallado y juvenil”, dijo Arango.  Para la misa en la iglesia Santa Bernardita,  a la que asistió acompañada de su esposo, Rosselló Areizaga optó por un “jumpsuit” azul con hombros al descubierto, del que se desconoce marca o diseñador.

En la noche, la primera dama asistió a la primera cena de estado luciendo un modelo de Arango en capas de muselina de seda azul marino y negro, con detalles de hilos metálicos y drapeados en la cintura y la espalda. Este ajuar también contó con manguillos bordados en canutillos negros y pedrería.

Estilo elegante. Otra que llamó la atención por el ajuar que seleccionó fue la primera mujer que obtiene el puesto de comisionado residente en Washington. González lució un vestido corto azul cielo en mikado de seda con cuello al bies, terminando en lazo, y con detalles de pequeños botones a los lados, una creación de Harry Robles.

Para Robles esta colaboración con González se dio de manera rápida pero acertada. Fue él quien le propuso seleccionar el tono azul claro por ser una actividad de día y porque le asentaba bien de acuerdo a su color de piel.

Lucé Vela

“Fue trabajar con ella y bien rápido. Nunca le había hecho nada, pero ella llegó a mi taller el lunes 19 de diciembre a las 12 del mediodía para irse a la una de la tarde al aeropuerto. Le hice un ‘toille’ y trabajé el vestido. Ella regresó el viernes 30 de diciembre, le entallé las piezas a las 7:30 de la mañana y por la noche ya se lo estaba midiendo y estaba listo”, explicó Robles, quien también tuvo a su cargo la confección del conjunto de pantalón y chaqueta que González utilizó el martes en su juramentación en Washington.

Por su parte, Madrid destacó que el estilo de González fue muy acertado, a pesar de que algunas personas lo encontraron muy sobrio para una mujer joven.

“Estamos hablando de una mujer que no es ‘size’ 0, que en la realidad es como muchas otras mujeres en el país y que para la ocasión que era se vio muy bien. Se veía femenina, clásica y elegante. Algunas personas han dicho que se veía mayor de lo que es, pero creo que debido a su puesto y al tipo de actividad  debía proyectar esa sobriedad y seriedad. El peinado y el maquillaje (a cargo de Manolo González) también fueron muy apropiados”, mencionó Madrid.

Fascinación por la moda. En esta ocasión llamó la atención la gran cantidad de críticos de moda que han surgido en las redes sociales enalteciendo o crucificando a las figuras públicas de acuerdo a su gusto.

Según Madrid se trata de algo que ha tomado gran auge en los últimos años con el surgimiento de las redes sociales pero también con la manera en la que la primera dama saliente de Estados Unidos, Michelle Obama, se ha proyectado con relación a la moda.

“Anteriormente a otras primeras damas como Laura Bush, Hillary Clinton o Barbara Bush no se les prestaban tanta atención, hasta que llegó ella y cada vez que se pone un ‘outfit’ llama la atención y se convierte en toda una sensación. Ha habido piezas que ella ha usado y se han agotado en horas. Eso unido al ‘boom’ de las redes sociales han cautivado  hasta los no seguidores de la moda, que han comenzado a ver la figura de la primera dama no solo como una relacionada estrictamente con la política sino como embajadoras de la moda’, aseguró la “stylist”.

Jenniffer González

Pero además de la crítica, las figuras públicas tienen que enfrentarse a los populares memes en los que se satiriza su imagen y esta toma de posesión no fue la excepción. Todavía el nuevo gobernador no había terminado su discurso cuando ya en las redes corrían memes de algunos de los invitados. Una de las que más críticas recibió por su vestimenta y arreglo personal fue González, tal vez porque la gente ha estado acostumbrada a verla vestida con clásicos conjuntos de chaqueta y pantalón en tonos oscuros y se sorprendieron al verla totalmente diferente, mencionó Madrid.

Sin embargo, para el diseñador del vestido de González esto no es algo para alarmarse sino una manera de medir cuánto se vio y llamó la atención su creación.

“Me río cuando los veo porque tienen unas ocurrencias. No me molesto con eso porque sé que a la gente que sabe de ropa, sabe que ella lució bien”, aseguró Robles.


💬Ver 0 comentarios