A pesar del trabajo intenso, el personal de salud y de seguridad han encontrado apoyo y fortaleza en la música. (Shutterstock)

La pandemia de coronavirus ha dejado en su camino una estela de muerte y miles de contagios, que han saturado los hospitales alrededor del mundo y son los trabajadores del sector salud y de seguridad pública, quienes están al frente combatiendo la enfermedad, y uno de sus "compañeros" para hacer esta complicada y peligrosa tarea es la música.

La mayoría de los doctores, enfermeros, policías y más, en algunos países se encuentran alejados de sus familias debido al contacto directo con el virus y a pesar del dolor de no poder ver a sus seres queridos, día a día siguen luchando por salvar la vida de las personas que también los esperan en casa. Y han tomado algunas canciones como himno de fe y esperanza para seguir luchando en contra del COVID-19.

Una de esas piezas es "Don´t Stop Believin" de la banda estadounidense de rock Journey. La letra compuesta por Jonathan Cain, Steve Perry y Neal Schon, que menciona "No dejes de creer", ha inspirado a muchos a seguir adelante.

La icónica canción del cuarteto inglés The Beatles "Here comes the sun", para muchos de los que trabajan en los hospitales, es un símbolo que les anuncia que después de una tormenta, viene la calma, así que esperan que pronto llegue ese rayo de esperanza.

La fuerza para combatir al virus también ha sido encontrada en el tema "Fight Song" de Rachel Platten´s, porque después de 24 horas de estar tratando de salvar vidas y en muchos casos no poder lograrlo, los galenos y enfermeras continúan luchando, porque perderán una batalla contra el Covid-19, pero no la guerra.

"Porque tú puedes estar destrozado y cansado, pero saldremos de esto", "Rise Up", una poderosa canción de Andra Day, también se ha escuchado en las salas de los hospitales.

Hasta la canción "Eye Of The Tiger", del grupo estadounidense de rock Survivor, famosa por ser escrita a petición de Sylvester Stallone para la película "Rocky III", ha sido usada para levantar el ánimo de muchos ante esta crisis mundial.

La música ha servido como una píldora perfecta para quitar el estrés y divertirse un poco, así que muchos trabajadores de hospitales, como las enfermeras, han grabado videos en TikTok para reírse un rato, porque la risa también cura.


💬Ver 0 comentarios