Servicio de noticias
Producido externamente por una organización que confiamos cumple con las normas periodísticas.
Un método para evitar fraude vinícola

La industria del vino continúa desarrollando estrategias para proteger la integridad y el prestigio de sus diversos productos

8 de junio de 2024 - 11:10 PM

Una selección de vinos fortificados elaborados en Jerez del Frontera, en Andalucía, a base de las uvas varietales permitidas en el marco del jerez, las cuales son la pedro ximenez, la moscatel y la palomino fino. (Shutterstock)

Sevilla - Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla, en el sur de España, y la Universidad Nacional de La Pampa, de Argentina, ha validado un método de análisis sencillo y económico que diferencia con precisión la denominación de origen y el tipo de crianza de distintos vinos generosos.

La estrategia, que podría implementarse como una herramienta rápida y útil para consejos reguladores y productores en sus controles de garantía, está financiada por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía y el proyecto “Caracterización aromática y espectroscópica en combinación con técnicas quimiométricas para la autentificación de vinos generosos andaluces con denominación de origen protegida” del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Los expertos confirman su utilidad para la diferenciación de vinos con 104 muestras de las denominaciones de origen protegidas Jerez, Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, Montilla-Moriles y Condado de Huelva, y los resultados de los análisis, publicados por la revista Microchemical Journal, confirman su eficacia y su puesta en marcha en un futuro próximo por cualquier laboratorio de control, informó la Consejería en un comunicado.

El sistema utilizado realiza una caracterización de los vinos generosos mediante un análisis directo y rápido de la muestra, de manera que se obtiene una huella única para cada tipo tras el tratamiento de los datos, que podría compararse con un dispositivo que genera un DNI único para cada producto, con el que no solo quedan perfectamente identificados, sino que aporta garantías ante la suplantación o falsificación.

Los investigadores persiguen lograr que la autenticación de estos vinos generosos sea tan sencilla como incluir la muestra que se quiere analizar en un equipo, preferiblemente portátil, y pulsar un botón.

“La herramienta genera la huella espectral, es decir, una marca digital única para cada tipo. Una vez introducida en un modelo de clasificación, el equipo señalaría directamente de cuál se trata”, explicó la investigadora de la Universidad de Sevilla Rocío Ríos, autora del artículo.

De esta manera, tanto los productores como los consejos reguladores podrían contar con una nueva herramienta útil para sus análisis de control rutinarios, al mismo tiempo que se establecen los perfiles que identifican cada clase de vino para su catalogación química y evitar fraudes o suplantaciones.

Los investigadores están trabajando en el desarrollo de un nuevo equipo que combine la analítica con el tratamiento de los datos, permitiendo a cualquier usuario realizar todo el procedimiento de una forma más sencilla, desde el análisis de la muestra hasta la obtención del resultado final, según el comunicado.

Además, para su implantación industrial, los expertos pretenden ampliar el número de vinos y desarrollar aún más el tratamiento de datos para simplificar el proceso y propiciar su expansión en las bodegas.

Vinos nobles

Los llamados vinos nobles son aquellos generosos, licorosos y dulces especiales.

De acuerdo con el blog catatú.es, dedicado a la promoción y educación sobre los vinos españoles, “un vino noble puede ser tinto, blanco o rosado, pero siempre debe cumplir la premisa de haber estado un mínimo de 18 meses en un recipiente de madera de roble. Durante este tiempo de crianza (que puede ser de más duración), el recipiente en el que se conserva debe tener un máximo de 600 litros de capacidad y puede combinarse con un tiempo de estancia en botella.

“Se trata de un término utilizado para referirse a algunos vinos que cuentan con IGP (indicación geográfica protegida) o DOP (denominación de origen protegida) y que indica al consumidor cómo ha sido su crianza. De hecho, es una terminología que los expertos consideran pareja a la de crianza (un vino con un proceso de envejecimiento de dos años, de los cuales entre 6 y 12 meses han sido en barrica) o reserva (un vino con un proceso de envejecimiento de tres años, de los cuales uno ha sido en barrica).

“Tradicionalmente, el vino noble se ha caracterizado por proceder de viñedos que están plantados en un terreno con buenas características.

“Un vino noble suele tener entre 15 y 23 grados, lo que sería un vino suave según la normativa europea actual. Su degustación suele hacerse como copa o como acompañamiento de aperitivos y dulces, pero nunca como vino de mesa para acompañar una comida completa”.

En general, los vinos nobles son aquellos que tienen entre 15 y 23 grados, denominados vinos suaves por la normativa europea, y que no sirven para degustar como vino de mesa, sino como copa, aperitivo o acompañamiento de dulces y postres.

El vino fortificado, fortalecido o generoso es aquel vino que, en su proceso de elaboración, incorpora procesos especiales para aumentar su estabilidad y aumentar su graduación alcohólica, sin perder por ello su condición de derivado 100% de la uva.

Tags
Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: