El chef Vivoni desarrollo sus propios productos para adobar y sazonar sus comidas, Chulería en Pote, una combinación balanceada de 12 especias. (BrandStudio)

Sazonar o aliñar bien los alimentos que vamos a cocinar para darles ese toque especial, ese sabor indiscutiblemente boricua que puedes reconocer al instante, es un arte que todo cocinero o cocinera busca en sus guisos. Pero lograrlo no es tan fácil como muchos piensan. Sobre todo, a la hora de utilizar un adobo saludable y sin ingredientes que pueden ser dañinos para la salud.

Esa preocupación la tuvo el chef puertorriqueño Ventura Vivoni, quien asegura que es consciente de que uno de los factores de riesgo para enfermedades como la diabetes tipo 2, la hipertensión, artritis, alzhéimer y cáncer, entre otras dolencias, es una alimentación inadecuada.

El chef puertorriqueño Ventura Vivoni, asegura que es consciente de que uno de los factores de riesgo para enfermedades como la diabetes tipo 2, la hipertensión, artritis, alzhéimer y cáncer, entre otras dolencias, es una alimentación inadecuada. (Archivo)

“Yo creo que la alimentación y la forma en que se sazonan esos alimentos es una causa común (de esas enfermedades comunes en la población). Aquí se usa mucho el cubito, sazón y adobo, los tres principales productos que le dan sabor a la comida puertorriqueña. Son productos que contienen un ingrediente llamado glutamato monosódico (MSG), además de colorantes artificiales. Ambos también se han relacionado con problemas inflamatorios y respiratorios”, advierte el chef.

Esa preocupación fue lo que lo llevó a desarrollar sus propios productos para adobar y sazonar sus comidas. Así nació Chulería en Pote, una combinación balanceada de 12 especias -que, entre otras, incluye sal, cilantro, orégano, tomillo, pimentón, cebolla, café, ajos, azúcar morena, cúrcuma (por sus propiedades antiinflamatorias) y es libre de ingredientes tóxicos como MSG o colorantes artificiales.

Cuenta que la idea surgió luego de recordar su estancia como chef ejecutivo del Hotel Coyaba Beach Resort en la caribeña isla de Granada, conocida como la “isla de las especias”, donde tuvo mucho éxito una mezcla que hizo de 17 tipos de especias para adobar unas costillas.

“Cuando llegué a Puerto Rico lo comencé a utilizar en mi restaurante en Adjuntas, pero para el gusto puertorriqueño eliminé algunas hierbas y especias que son difíciles de conseguir aquí o que tienen un sabor más fuerte, como la nuez moscada que tiene un sabor muy particular. Un día lo preparé y en la cena se lo puse a un pescado y una clienta me preguntó con qué lo había sazonado y si lo vendía”, recuerda Vivoni, quien dice que en ese momento buscó un envase de cristal, lo firmó y se lo vendió. Otras tres clientas hicieron lo mismo y tuvo que ponerse a preparar más porque ese día se quedó sin su adobo.

Luego decidió hacer una degustación y al vender todas las muestras supo que había llegado el momento de mercadear el producto. “Mi esposa fue la primera que me dijo que lo hiciera para vender”, agrega el chef, tras mencionar que la idea detrás de los envases de cristal es para no aumentar el problema de basura que hay en la isla.

“No quiero ser parte de ese problema. Por eso quise crear un programa de ‘refill’ para que cuando se acabe, el cliente lo puede rellenar”, afirma Vivoni, tras indicar que querían un nombre que tuviera identidad y cree que lo lograron con Chulería en Pote, un nombre que es muy afín con los boricuas y que cree se entienden perfectamente el significado (algo muy bueno en un pequeño envase).

Otro distintivo de sus productos, agrega el chef, es que “el Colegio de Nutricionistas de Puerto Rico nos dio A+ y los recomiendan”.

“Mis adobos son bajos en sodio, aunque el paladar del puertorriqueño es alto en sazón. Así que a veces le decimos a las personas que, si quieren, les pongan un poco más de sal. Pero sirven para sazonar todo tipo de carnes, vegetales y hasta sopas”, explica Vivoni, mientras menciona las tres variantes de Chulería en Pote: original, spicy y keto.

“Tiene incluso más usos. Te puedo hacer un popcorn adobado con Chulería en pote, pero no creo que puedas pensar en echarle un cubito o adobo a un popcorn. Y también lo puedes usar en el borde de una copa de Margarita en vez de ponerle sal”, asegura.

“Ese mismo producto, si lo diluyes en agua te hace el efecto de un cubito. Pero con la diferencia de que el cubito está hecho con grasa de pollo y sodio, además de ingredientes que no sabes qué son”, señala y advierte que la forma tradicional en que se adoba la receta de pollo guisado al estilo puertorriqueño no es saludable debido a que muchos usar adobo con glutamato de sodio y colorantes artificiales.

“Cuando sales a comer fuera no tienes control de los ingredientes que se usan, pero eso no se hace todos los días. Pero cuando abres el gabinete de tu casa y estás en tu cocina, ahí tienes control”, enfatiza el chef.

De hecho, explica que de la forma en que actúa el MSG en el cuerpo es que inhibe la producción de la hormona conocida como leptina, que es la que le dice al cuerpo que ya estás saciado, que no tienes que seguir comiendo. “Y por eso sigues comiendo, aunque no tengas hambre”, advierte el chef, quien ofrece las siguientes recetas.

Risotto de coliflor con espárragos y salchicha italiana (receta keto)

Ingredientes

3 tazas de arroz de coliflor Garden Foods

2 cdas de aceite de aguacate

3 dientes de ajo cortado en láminas

1 cebolla cortada en cuadros pequeños 1 taza de crema

1 taza de queso Vaca Negra rayado

1 taza de setas de Puerto Rico, cortadas en láminas Salchicha italiana de Alcor Foods cocida

Procedimiento

En una sartén honda calienta el aceite de aguacate y sofríe el ajo y la cebolla. Una vez estén dorados, agregar el arroz de coliflor y dejar cocinar 15 minutos a fuego medio bajo. Agrega la crema, el queso rallado las setas. Dejar cocinar varios minutos y ajusta los sabores con sal y pimienta a gusto. Servir con salchicha italiana de Alcor Foods cocida a la sartén y cortada en ruedas.

Para los espárragos:

• Sazonar con aceite de oliva y Chulería en Pote (Adobo Natural del Chef Vivoni). En una sartén a temperatura alta, dorar y no sobrecocinar. Es importante siempre retirar la parte inferior del espárrago que es dura.

Pollo guisado Chulería

Ingredientes

1 pollo entero fresco cortado en trozos de 3″ más o menos

2 cdas de aceite de oliva 2 hojas de laurel

1 cebolla cortada en cubos pequeños

1 zanahoria cortada en cubos

1 tallo de celery cortado en cubos pequeños

1 pimiento cubanela verde, cortado en cubos pequeños

2 ajíes dulces

1 tomate cortado en cubos pequeños

4 hojas de recao 1 taza de vino que más te guste, tinto o blanco

3-4 tazas de agua

1 cada de vinagre de manzanas

1 cda de alcaparras

6-8 aceitunas

2 papas cortadas en cubos o cualquier vianda que gustes para brindar espesor Cilantro fresco

Procedimiento

Adobar el pollo con cuatro cucharadas de Chulería en Pote por cada libra de carne. Echa el aceite en un caldero y sella las presas de pollo a temperatura alta hasta que estén doradas. Agrega el laurel, la cebolla, zanahoria, celery, pimiento, ajíes dulces, tomate y recao. Luego de sofreír bien, añadir el vino y el agua. Cuando esté hirviendo, agrega las alcaparras, aceitunas, papas y deja cocinar hasta que el pollo esté tierno y la vianda haya espesa. Agrega el cilantro fresco al final y disfruta con un buen arroz blanco.

Asopao de camarones con calabaza y batata

Ingredientes

1 hueso de pernil, de res, de ternera o de cordero

2 litros de agua

Sal a gusto

2 cdas de Chulería en Pote (Adobo Natural del chef Vivoni)

2 ramas de romero

2 ramas de tomillo

2 ramas de orégano

2 hojas de laurel

5 dientes de ajo cortados en láminas

1 cebolla cortada en cubos

5 ajíes dulces cortados pequeños

1 pimiento de cocinar cortado pequeño

2 batatas cortadas en cubos

2 tazas de calabaza cortada en cubos

1 cda de vinagre de manzanas

4 tazas de arroz previamente cocido

3 lbs de camarones pelados

Procedimiento

En una olla con agua agrega el hueso de pernil, de res, de ternera o de cordero. Cualquiera de estos le brindará mucho sabor al agua. Ajusta la sal y agrega Chulería en Pote. Dejar hervir por una hora para que suelte el sabor. Agrega los demás ingredientes, excepto los camarones, y deja hervir por 30 minutos. Añade los camarones, deja cocinar varios minutos y ajusta los sabores a tu gusto.