El discreto espacio acoge 25 comensales. La distribución de este se da entre una barra con taburetes, mesitas para dos y un banco adosado encarado por sillas.
El discreto espacio acoge 25 comensales. La distribución de este se da entre una barra con taburetes, mesitas para dos y un banco adosado encarado por sillas. (ENID M. SALGADO MERCADO)

La tenacidad para no dejarse vencer parecería ser el lema de vida de Laura Madera Nadal y el chef Ciarán Elliott, propietarios del flamante Pio Pio Champagne Bar, en el Viejo San Juan.

En marzo del 2020, poco antes de que se cerrara el mundo a cal y canto por la pandemia, entrevistamos a la pareja que llegaba de Nueva York buscando abrirse paso en la gastronomía local. El momento les jugó una mala pasada y por más que trataron de avanzar con su proyecto, los factores que obraban en contra fueron demasiados.

Caviar tradicional con huevos de codorniz endiablados (deviled eggs), blinis de papa, crema fresca de Pío-Pío (Pío-Pío Creme Fraiche), y chips de sourdought (masa fermentada).
Caviar tradicional con huevos de codorniz endiablados (deviled eggs), blinis de papa, crema fresca de Pío-Pío (Pío-Pío Creme Fraiche), y chips de sourdought (masa fermentada). (ENID M. SALGADO MERCADO)

“Fue un momento complicado. Tratamos de mantenernos, pero a mediados de mayo nos dimos cuenta de que era muy difícil. Estábamos tan emocionados con el proyecto y tan enfocados en el ‘long term effect’ que no nos dábamos cuenta de la gravedad de la situación. Conversamos sobre el asunto y decidimos entregar la llave en mayo”, nos confía Laura, quien antes de regresar a la Isla llevaba una exitosa carrera como “maître d” en Nueva York en lugares como Per Sé y Eleven Madison Park.

REBOTE

A un mes de cerrar, el fruto del trabajo hecho con esmero y calidad pronto les volvió a abrir una ventana.

“Una clienta nos llamó para saber qué estábamos haciendo. Cumplía años y quería celebrarlo con un grupo pequeño y deseaba que le preparáramos algo especial para la ocasión”, rememora Laura.

Éxito instantáneo. El efecto boca oreja les fue llenando la agenda de compromisos. Por una temporada estuvieron trabajando cenas privadas y degustaciones a domicilio.

“Se corrió la voz de los menús de degustación y ya para noviembre teníamos reservas para 35 cenas. Eso fue los que nos ayudó a levantarnos y a recobrar el ánimo para volverlo a intentar”.

Por eso, cuando la familia Stolberg les sugirió que cogieran el espacio en el 151 de la calle San Francisco para abrir un negocio se dejaron tentar por la oferta. Después de ponderarlo y poner todos los factores en una balanza decidieron aventurarse.

“Ellos son dueños de este espacio y nos lo ofrecieron. Naturalmente, teníamos un poco de miedo y el lugar comprende unos desafíos particulares. No obstante, que el espacio fuera pequeño nos entusiasmó y decidimos abrir con un concepto diferente al que habíamos pensado para Pichón”.

AMBIENTE

El discreto espacio acoge 25 comensales. La distribución de este se da entre una barra con taburetes, mesitas para dos y un banco adosado encarado por sillas. Estas últimas se pueden unir para grupos de más de dos personas. Pio Pio es ideal para reuniones y celebraciones privadas.

Rilletes de conejo y consomé glaseado con apio y mostaza picante.
Rilletes de conejo y consomé glaseado con apio y mostaza picante. (ENID M. SALGADO MERCADO)

La paleta de colores va entre los ocres, rojo óxido y negro. Lámparas con detalles dorados, helechos y alguna que otra obra decora las paredes.

“La cocina es pequeña y eso ha requerido de un ajuste en la forma de trabajar. Ciarán está acostumbrado a trabajar en cocinas grandes con todas las comodidades y la dinámica aquí es diferente. Lo que sí terminó por inclinar la balanza era el atractivo de que el local requería un mínimo de inversión”.

MENÚ

Como señala Laura, las restricciones que impone el local los ha llevado a apostar por un menú sencillo de platos pequeños, ideales para compartir y degustar con algunas de las estupendas etiquetas que tienen en la carta de vinos.

“Concentramos el menú en platitos para compartir y es un homenaje a otros momentos de nuestra vida y a los países en los que hemos desarrollado nuestras carreras. Alemania, Argentina, Irlanda y Puerto Rico”.

La carta la corona una oferta de caviar Beluga y blinis. Le sigue una serie de aperitivos protagonizados por morcilla, langosta y calabaza. Para cerrar: tartar de carne, atún con cebollines, paté de pavo en hojaldre con pistachos, arándanos y toronja, entre otras deliciosas y sorpresivas combinaciones.

El chef Ciarán, quien a principios de su carrera recibió el galardón de Joven Chef del Año de Euro-Toques Irlanda, se esmera en utilizar la mayor cantidad posible de los productos locales y todo lo que puede se hace en la casa. Los panes y la morcilla se confeccionan en la pequeña cocina de Pio Pio.

“Hay cosas que hacemos en nuestra casa y lo traemos porque requieren de un tiempo de cocción particular y aquí no se puede hacer. También, el menú se cambia constantemente dependiendo de lo más fresco que se consiga en el mercado”.

CARTA DE VINOS

Uno de los mayores intereses de Laura, quien está certificada con el nivel avanzado 3 del Wine & Spirits Education Trust, es ofrecerles a los comensales etiquetas de Argentina, Italia, España, Francia, Grecia y California, entre otros países. La carta es amplia y la variedad de champanes y espumosos es sorprendente.

“Buscamos lo diferente, lo distinto. Me he concentrado en pequeños productores, bodegas familiares que elaboran productos muy artesanales. Tenemos verdaderas joyitas y la carta es bien “labor intensive”, porque son cantidades muy limitadas. Tenemos una amplia oferta de champanes y espumosos porque son bien versátiles y van bien con todo. Además, es mi bebida favorita”, asevera.

El lugar abre de miércoles a sábado de 3:00 p.m. a 10:00 p.m. Se aconseja reservar llamando al 787-306-7792, especialmente si es un grupo de más de dos personas. Laura y Ciarán ofrecen degustaciones y catas en días señalados y el local está disponible para fiestas privadas.

En su página web piopiopr.com puedes encontrar el menú actualizado y la carta de vinos y cocteles.

Chef Ciarán Elliott y Laura Madera Nadal, propietaria de Pío-Pío Champagne Bar, posan para SAL! en el restaurante, ubicado en el Viejo San Juan, en San Juan, Puerto Rico. 
(Foto por: ENID M. SALGADO MERCADO)
Chef Ciarán Elliott y Laura Madera Nadal, propietaria de Pío-Pío Champagne Bar, posan para SAL! en el restaurante, ubicado en el Viejo San Juan, en San Juan, Puerto Rico. (Foto por: ENID M. SALGADO MERCADO) (ENID M. SALGADO MERCADO)

MUY IMPORTANTE

Solamente aceptan personas con su prueba de vacunación completa, no vale prueba negativa.

Luego de un descanso, Pio Pio reabre el miércoles 12 de enero. La pareja llega con bríos y proyectos como lo es el salón privado para pequeños ágapes que estrena en febrero.

💬Ver comentarios