Un plato tradicional de la cocina peruana, Causa rellena de atún, con ceviche de dorado encima, con chicharrón de pescado alrededor. (Suministrada)

Pisco by Chef Yonatan Coello es un nuevo restaurante en Caguas que nació en medio de la pandemia, con las restricciones y medidas de seguridad e higiene impuestas para evitar el contagio. Un reto enorme que el chef peruano Yonatan Coello ha logrado enfrentar con éxito, aunque no ha sido fácil.

“Fue una lucha constante. Básicamente, abrimos contra la corriente”, asegura el chef, mientras enumera algunas de las medidas que ha tomado en el restaurante para evitar contagios. Entre ellas, reducir la capacidad de comensales a la mitad, separación de mesas, toma de temperatura de los clientes, desinfección de manos y uso de mascarilla hasta que se sirve la comida, entre otras.

“Al final de tanto insistir uno logra las cosas. Remamos, remamos y remamos hasta que logramos abrir el negocio, obviamente con todas las medidas de seguridad que se requieren”, afirma entusiasmado el chef, al tiempo que resalta el apoyo de su esposa, la doctora intensivista Mara Uzcategui, “que fue una de las que me impulsó a esto, a pensar en grande para aportar un poco más de la cultura peruana en Puerto Rico”.

El mundo de la gastronomía no es nuevo para Coello. Cuenta que tenía el “food truck” Ceviche Xpress en la avenida Winston Churchill “pero llegó el huracán María y, tristemente, tuve que cerrar el negocio”, rememora el chef, quien luego decidió estudiar cocina para pulir sus conocimientos en la gastronomía.

Chef Yonatan Coello es la energía y la creatividad detrás de este restaurante que recién inauguró en Caguas.

“Fue gracioso porque estudiaba con nenes de 18 años y yo tenía 40. Pero al final me gradué y ahí comencé el proceso de abrir Pisco”, comenta. Sin embargo, cuando ya estaba a punto de abrir su nuevo restaurante, llegó el coronavirus “y se nos trancó todo”. Por ejemplo, dice que tenía una licencia temporal que se venció en marzo y debido a que el gobierno estaba cerrado no se podía hacer nada. Además, no tenía agua ni luz, tampoco pudo retener a los empleados que ya se habían entrevistado.

Pero contra viento y marea, según comenzó el gobierno a abrir, comenzó de nuevo los trámites hasta que inauguró su restaurante a principios de este mes.

Abierto Ya. La mejor comida de Caguas está aquí De miércoles a domingo de 11:30 a 9pm. En un ambiente limpio y seguro para toda la familia. Haz tu reservación con tiempo. Te esperamos! 939-545-5150

Posted by Pisco Restaurant on Friday, July 10, 2020

Memoria gastronómica

Según Coello, su intención es traer a Caguas el sabor auténtico de la comida peruana y un concepto de alta cocina. “Me estoy basando en la memoria gastronómica que tengo y trato de no variar mucho los platos, pero también busco la forma de que se adapte a un paladar que no es el peruano”, explica el chef, aunque enfatiza en que siempre se van a notar sus raíces y “el verdadero sabor de mi tierra”. De hecho, dice que en su menú hay algunos platos que no se venden en Puerto Rico. Por ejemplo, menciona las empanadas de ají de gallina, la pechuga de pollo o de gallina que se cocina con una salsa de pimiento, leche y pan remojado; sopas peruanas, además de risotto con sabores netamente peruanos. También menciona el arroz con pollo peruano que es un plato típico de su país y que se cocina con cilantro licuado, lo que hace que el arroz salga con un tono verdoso al igual que el pollo. “Eso mismo lo he convertido en un risotto con sabores de cerveza negra, cilantrillo y petits pois”.

Algo parecido, añade, hace con la salsa huancaína, una de las favoritas en la cocina peruana, que también utiliza para combinarla con risotto. Pero también puedes degustar platos de ceviche, pescados, mariscos, carnes y hasta mofongo relleno, entre otras opciones gastronómicas.

Entre los postres, el chef destaca uno de los que más representa a su país: el Suspiro limeño, un dulce de leche con una espuma que se hace con un vino dulce y claras de huevos. “Los limeños dicen que la combinación hace que uno suspire al saborear esta mezcla. Pero también tenemos postres puertorriqueños”.

Y aunque en ocasiones se le hace un poco difícil conseguir productos peruanos, Coello dice que tiene un proveedor que le suple algunos. “Básicamente utilizamos lo fundamental para el aderezo de los platos que es el ají panca, una pasta que utilizamos mucho en el sofrito peruano”, agrega el chef, mientras destaca que espera que su restaurante sirva para que las personas de pueblos aledaños a Caguas no tengan que viajar a San Juan para probar la comida peruana auténtica.