El local, qeu se distingue por su vista hacia el sur, contará con nuevas medidas de distanciamiento social y salubridad para que la experiencia sea agradable y segura para todos. (Suministrada)
El local, qeu se distingue por su vista hacia el sur, contará con nuevas medidas de distanciamiento social y salubridad para que la experiencia sea agradable y segura para todos. (Suministrada)

Desde este sábado, 30 de mayo, el restaurante caribeño The Sand and The Sea, ubicado a 2,500 pies de altura en las montañas de Cayey, volverá a recibir a su clientela. La reapertura del famoso local cayeyano contará con música en vivo el sábado a partir de la 1:00 pm.

Según el propietario del restaurante, Rey Cabrera, el negocio contará con nuevas medidas de distanciamiento social y salubridad para que la experiencia sea agradable y segura para todos. En el caso de los comensales, este protocolo incluye la toma de temperatura de los clientes al llegar al local, limpieza de manos en área designada, uso de mascarillas, un máximo de 6 personas por mesa y distancia de 6 pies entre mesas.

Además, deben reservar para poder visitar el restaurante, ubicado en el km. 5.2 de la carretera #715 en el barrio Cercadillo de Cayey. Los clientes interesados deben llamar al 787-420-5793 para hacer su reservación. El horario de servicio será los sábados y domingos de 11:00 am a 5:00 pm, y las reservaciones se harán en bloques de dos horas: a las 12:00 p.m., 2:00 p.m. y 4:00 pm.

“Sabemos que muchos extrañan pasar el fin de semana en el campo, disfrutando de nuestra espectacular vista y nuestros platos caribeños. Queremos brindarle la misma experiencia a la que tenemos acostumbrada a nuestra clientela, en un ambiente seguro para todos”, explicó Cabrera. Habrá música en vivo los sábados y domingos desde la 1:00 pm.

Cabrera destacó que todos los empleados se hicieron la prueba del COVID-19, y participaron de un adiestramiento compulsorio donde se discutió el protocolo de seguridad sanitaria para ejecutar mientras se está atendiendo público. Además, se les tomará la temperatura antes de que entren a cada turno de trabajo, usarán “face-shields”, y habrá lavado de manos cada 20 minutos.