Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La clave de la colección fue la combinación del "tweed", el tejido de lana calada típico escocés, con una mezcla de estampados geométricos, aplicaciones metalizadas y volúmenes. (EFE)
La clave de la colección fue la combinación del "tweed", el tejido de lana calada típico escocés, con una mezcla de estampados geométricos, aplicaciones metalizadas y volúmenes. (EFE)

"Un invierno en París en el que los opuestos se atraen": así definió Chanel la colección que reveló este martes en la Semana de la Moda de París, donde recuperó sus códigos más conocidos, como el blanco y negro o el contraste de texturas, con un punto montañero.

💬Ver comentarios