Modelos presentan creaciones del diseñador turco Bora Aksu durante un desfile en la Semana de la Moda de Londres.
Modelos presentan creaciones del diseñador turco Bora Aksu durante un desfile en la Semana de la Moda de Londres. (TOLGA AKMEN)

La marca española Sohuman inauguró este viernes el calendario oficial de la Semana de la Moda de Londres, una edición primavera/verano que, pese a no cancelarse por completo, ha modificado su programación en honor de la difunta reina Elizabeth II.

El destino de la Semana de la Moda de Londres (LFW) parece estar truncado. Sin llegar a reponerse de las consecuencias de la COVID y del Brexit, la cita empezaba a dar señales de recuperación después de tres años: grandes marcas como Burberry y JW Anderson habían integrado de nuevo el calendario.

Sin embargo, el fallecimiento de la soberana el 8 de septiembre hizo tambalearse toda la organización puesto que la cita, prevista desde hoy hasta el martes, se solapa con el periodo de luto nacional en el que se encuentra el Reino Unido.

El Consejo Británico de la Moda (BFC) publicó un comunicado en el que reconocía el esfuerzo que conllevaba la preparación para diseñadores y empresas.

Los desfiles y las presentaciones de las colecciones pueden continuar, pero pedimos a los diseñadores que respeten el estado de ánimo de la nación y el periodo de luto nacional considerando el momento de la publicación de sus imágenes”, concluyó, en un reconocimiento de la dificultad que supone para pequeñas marcas la cancelación del encuentro.

Burberry, no obstante, fue la primera marca en confirmar la anulación de su desfile.

“Nos unimos a la Familia Real en el duelo por su pérdida”, publicaron el mismo día de la muerte de la monarca en sus redes sociales, las cuales han permanecido sin actividad desde entonces.

La marca más potente del calendario, posee un importante vínculo como proveedora de la Casa Real Británica ya que ostenta una Orden real de nombramiento.

Además su desfile estaba previsto mañana, sábado, en la plaza de Trafalgar, emplazamiento clave de congregación para rendir tributo a la reina. Posteriormente, informaron de que la presentación tendrá lugar el 26 de septiembre ante un público íntimo en directo, fecha que coincide con las Semanas de la Moda de Milán y París.

A Burberry le siguió el diseñador belga Raf Simons: “Tras la devastadora noticia del fallecimiento de Su Majestad la Reina Elizabeth II, hemos decidido cancelar el desfile de Raf Simons del 16 de septiembre. Mientras el país entra en un periodo de luto oficial, haremos una pausa durante este tiempo de gran tristeza. Nos tomaremos este tiempo para respetar el legado de Elizabeth II y sus 70 años en el trono”.

La Semana de la Moda realizará una pausa coincidiendo con el funeral de Estado este lunes de la difunta soberana, día en que todos los desfiles han sido reprogramados o anulados.

Pese a todo, durante cuatro días el calendario cuenta con más de 60 citas, entre las que destacan los desfiles de JW Anderson, Molly Goddard, Simone Rocha, Richard Quinn, Erdem y Roksanda.

Las propuestas para el próximo verano serán solo accesibles al público asistente en los eventos presenciales, dado que las redes sociales del BFC y de LFW permanecerán inactivas hasta el próximo 20 de septiembre.

Asimismo la BFC ha recomendado posponer o cancelar todos aquellos eventos “no esenciales” (fiestas e inauguraciones) como muestra de respeto.

El cierre de la Semana correrá el próximo martes a cargo del diseñador Richard Quinn, que fue el primero en recibir el Premio Reina Elizabeth II de Diseño Británico y que previsiblemente rendirá homenaje a la monarca en un gesto de agradecimiento por acudir a su desfile en febrero de 2018 y entregarle personalmente el galardón.

Aquella aparición sorpresa de la monarca británica y las imágenes de la reina sentada en primera fila junto a Anna Wintour fueron momentos memorables. La famosa editora de Vogue y otras grandes personalidades de la industria han publicado sus condolencias en un espacio dedicado en la página web del BFC.

Sohuman inauguró la edición de la LFW este viernes en el London College of Contemporary Arts. Inicialmente el desfile iba a tener lugar en la iglesia Saint Giles, pero por cuestiones relacionadas con el luto nacional se realizó un cambio de ubicación.

“En esta colección nos hemos basado en la mujer pospandemia, en la mujer que necesita volver a vivir y vivir con intensidad. A través de nuestras prendas le devolvemos el protagonismo que merece”, explicó el creador Javier Aparici tras el desfile.

El uso de tejidos, volúmenes y colores son las herramientas para transmitir esta vitalidad. La propuesta para el próximo verano se basa en una selección de 24 vestidos de colores primarios saturados en clave de fiesta o alfombra roja.

La única firma española que permanece en la pasarela británica ha contado con la presencia de Caroline Rush, directora del British Fashion Council, la modelo Arizona Muse y el cantante y actor Olly Alexander, estrella de la serie “It’s a Sin”, entre sus invitados.

Al final del desfile, tres modelos con el maquillaje estropeado por las lágrimas sostuvieron un retrato de la reina Elizabeth II y en sus manos se leía RIP.

💬Ver comentarios