El príncipe Guillermo de Gran Bretaña y su esposa Kate.
El príncipe Guillermo de Gran Bretaña y su esposa Kate. (©Eddie Mulholland)

Los miembros de la realeza no son como el común de los mortales, especialmente cuando llega el momento de subirse a un avión. La mayoría de los viajeros se encargan de los trámites del “check in”, de despachar las valijas y de dirigirse por largos pasillos hasta la puerta de embarque. Mientras esperan la salida del vuelo, deben comer comida rápida y cara y sentarse en sillas incómodas.

Sin embargo, cada vez que viajan en avión, el príncipe William y Kate Middleton disfrutan de un menú con estrellas Michelin y con champagne Dom Perignon ilimitado durante su estadía en el aeropuerto de Heathrow.

Se trata de un exclusivo servicio de dos horas que se ofrece a primeros mandatarios, celebrities y, por supuesto, también a la realeza. Cuesta casi 3,900 dólares y se encuentra oculto en algún lugar de la Terminal 5.

El chef Jason Atherton, galardonado con una estrella Michelin, se encuentra a cargo de la cocina del lugar secreto. Entre los platos que suele elegir el príncipe William se destaca el pollo desmenuzado a la barbacoa con ensalada de apio, además del besugo especiado o la lubina al vapor. De postre, además, hay pasteles rociados con miel y fondue de chocolate con fruta fresca y malvaviscos.

En una entrevista a Business Insider, la jefa de Heathrow VIP, Priya Malhotra, dijo: “Los huéspedes pueden ordenar todo el menú que quieran y beber todo el Dom Perignon también”.

Los visitantes reciben un trato VIP que comienza con la llegada de una “pick up” de BMW último modelo a la puerta de su casa en el caso de que así lo deseen. El servicio incluye el traslado a la terminal y la llegada a una entrada de la que pocos tienen conocimiento para que los clientes no sean vistos por el público.

El interior del lugar es una suite privada, la Heathrow Windsor Suite, en la que no faltan los artículos de lujo como un retrato de la reina Elizabeth II y obras de arte curadas por Tanya Baxter Contemporary. Además, hay una sala con amplios sillones, una mesa de comedor, un televisor gigante y un baño privado.

El servicio incluye un empleado que se encargará del equipaje para que sea revisado y guardado de manera segura en el avión. Sus tareas también incluyen realizar todos los trámites del ‘check in” y elegir un asiento de preferencia dentro del sector vip del vuelo.

💬Ver comentarios