Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Mientras los adultos de la familia real británica miraban al cielo en pleno disfrute de las piruetas aéreas que realizaron de los aviones militares durante el evento “Trooping the Colour”, la princesa Charlotte jugaba y un resbalón la hizo golpearse con una de los muros del balcón del palacio de Buckingham.

💬Ver comentarios