Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Para los argentinos, era costumbre ver a Eva Perón abriendo los brazos como si quisiera abrazar a todos los presentes en la plaza desde el balcón de la Casa Rosada. (Foto: Archivo)
Para los argentinos, era costumbre ver a Eva Perón abriendo los brazos como si quisiera abrazar a todos los presentes en la plaza desde el balcón de la Casa Rosada. (Foto: Archivo)

Eva Duarte de Perón marcó una época, una manera de hacer política, sin ostentar un cargo y, por supuesto, un estilo recargado, ostentoso o sobrio, incluso vistió mameluco de trabajo cuando la ocasión lo requería, todo con un objetivo: llegar al pueblo, hacerse presente, imprescindible, ser eterna.

💬Ver comentarios