Meghan Markle, durante su visita a un grupo de niños del Star Hub, una comunidad de Cardiff, Gales. (The Associated Press)
Meghan Markle contó "su verdad" en una reveladora entrevista con Oprah Winfrey a principios del año pasado.

La figura de Meghan Markle cobro fama mundial al contraer matrimonio con el príncipe Harry. Ser parte de la corona británica la llevó a enfrentar más de una situación incómoda, debido a la nueva realidad a la que se debía enfrentar, con reglas reales y una ferviente exposición. Tal fue la presión que sintió el matrimonio que decidieron renunciar a sus beneficios y obligaciones reales. Sin embargo, eso no los alejó de los escándalos y ahora la exactriz fue demandada por su propia hermana.

El cuento de hadas que se creía que iba a vivir Meghan quedó por fuera de toda imaginación. Tal fue el calvario que atravesó y que silenció por un tiempo, que cuando lo contó generó gran escándalo tanto en la corona como en la sociedad.

En una exclusiva entrevista que le brindó a Oprah Winfrey en marzo de 2021, detalló episodios de racismo que habría vivido por parte de miembros de la familia de su esposo, lo que devino en ella en problemas en su salud mental.

Asimismo, no fue el único dato que aportó y que causó revuelo en lo que respecta a las familias, ya que también habló de la propia, integrada por su madre, Doria Ragland, con quien tiene una estrecha relación, por su padre, Thomas y Thomas Jr. y Samantha, dos medios hermanos mayores que ella, con quienes no tiene vínculo. De hecho, en aquella charla con la reconocida conductora dijo que creció como hija única, debido a la difícil relación que había con el entorno paterno.

A más de un año de aquellas declaraciones, que fueron portada de medios de todo el mundo, Samantha Markle accionó judicialmente contra su hermana y la demandó en Florida, Estados Unidos, por difamación. En su explicación, remarcó que Meghan no dijo la verdad acerca del entorno familiar y se basó en construcciones ficticias para describir las relaciones que tuvo durante su crecimiento. Por ello, pide un resarcimiento de 75,000 dólares, según indicó el diario El País.

El equipo de abogados de la protagonista de “Suits” actúo rápidamente y pidió desestimar la denuncia, al argumentar que las declaraciones realizadas por su cliente en referencia su niñez no son falsas, sino un relato subjetivo de acuerdo a cómo recuerda y siente sobre su vida.

La demandante afirma que puede refutar que Meghan creció como hija única, pero esta percepción es inherentemente infalsable, ya que es difícil imaginar un sentimiento más personal y subjetivo que cómo uno ve su propia infancia”, explicaron. Por el momento, no se conoció la resolución por parte de la Justicia.

La acción de Samantha contra su hermana, deja en evidencia que palabras de Meghan sobre su vinculación familiar durante su niñez no escapa de la actual situación, en la que las dos mujeres no cuentan con una buena relación, y no se ven desde hace más de 15 años. En diversas circunstancias, la ahora demandante habló negativamente sobre ella y su llegada a la familia real, como así también lo hizo el padre de ambas.

💬Ver comentarios