Meghan Markle, duquesa de Sussex.
Meghan Markle, duquesa de Sussex. (Daniel Leal)

Esta semana salió a la venta “Venganza” de Tom Bower, el escritor británico que se ha dado a conocer por sus revelaciones no autorizadas que muestran el lado desconocido de personajes famosos como Boris Johnson, Tony Blair y el príncipe Charles.

Esta vez se centró en una pareja que ha llamado la atención desde su renuncia al título de Su Alteza Real: el príncipe Harry y Meghan Markle. El lanzamiento ha sido muy esperado desde 2021, cuando se firmó un millonario contrato para mostrar todos los secretos que rodean su relación con la familia real.

Meghan y Harry ya habían sido protagonistas de otro libro, “Finding Freedom”, el cual salió a la venta en 2020, escrito por los periodistas Omid Scobie y Carolyn Durand.

Pero, a diferencia del libro de Bower, en aquel sí pudieron contar su versión de los hechos.

En un principio, la duquesa de Sussex negó su participación y fue hasta estar frente a un tribunal de justicia que se vio obligada a reconocerlo e incluso ofrecer disculpas a las autoridades por la omisión.

No obstante, matizó que se limitaron a contextualizar y no dieron autorización absoluta para exhibir documentos privados.

“Venganza” apenas tiene un par de días en las estanterías y ya comienzan a revelarse incómodos secretos. Bower relata que los Duques de Sussex se obsesionaron con conocer cada detalle de lo que los medios publicaban sobre ellos, especialmente lo negativo, al grado de revisar los artículos y las redes sociales para especular quién había soltado la información.

Descartando entre sus más cercanos, Markle habría dirigido sus sospechas hacia una famosa diseñadora de modas.

“La inestabilidad de Harry alimentaba los miedos de Meghan de que sus amigos estaban filtrando historias a los medios. En especial, ella sospechaba que Victoria Beckham había sido indiscreta”, se lee en parte del texto.

La sospecha no se habría quedado en una mera molestia y de acuerdo con Bower, Harry buscó a David Beckham para reclamar la intromisión.

La relación entre ambas parejas se vio dañada por este asunto y según la información vertida en el libro, pudo ser el motivo de la ausencia de Meghan y Harry en la boda de Brooklyn Beckham y Nicola Peltz en mayo, a la que sí acudieron el príncipe William y Kate Middleton.

En diciembre del 2017, The Sun publicó un texto en el que detallaba una serie de consejos que Victoria Beckham había hecho a Meghan, previo a su mudanza a Londres, entre las que estaban una lista de estilistas.

Esta filtración hizo suponer a Markle que la diseñadora había comunicado información a los medios y ahí se desató el conflicto que escaló a la conversación entre Harry y David.

“Venganza: Meghan, Harry y la guerra entre los Windsor” apunta a terminar con la imagen dulce y simpática de Markle, de acuerdo con medios británicos que han comenzado a destapar los escándalos que esconden sus páginas.

“La duquesa de Sussex creía que era tan importante para la monarquía como la princesa Diana”, es una de las tantas revelaciones de Bower y la señala por buscar la fama a partir de su matrimonio con Harry.

💬Ver comentarios