Fuentes señalan que Meghan Markle lloró mientras se despedía de su equipo de trabajo en Londres. (Foto: Archivo)
Meghan Markle llegó a Gran Bretaña en noviembre de 2017 y se fue en diciembre de 2019.

Meghan Markle reveló que estudió para obtener la ciudadanía del Reino Unido después de conocer al príncipe Harry, pero que cuando le pidió ayuda con algunas preguntas del examen, el duque de Sussex dijo “no tener idea”.

La duquesa de Sussex contó este curioso dato en el nuevo capítulo de su podcast Archetypes - el número ocho- llamado “Buena esposa/Mala esposa, Buena madre/Mala madre”, en el que habló con su amiga Sophie Trudeau, la primera dama de Canadá, y con la comediante Pamela Adlon, quien se convirtió en ciudadana británica en 2020.

Precisamente durante la conversación con Adlon surgió el tema sobre la ciudadanía británica. La duquesa de Sussex dijo: “Ese examen de ciudadanía es muy difícil. Estaba estudiando y recuerdo haber dicho: ‘Oh, Dios mío’. Le preguntaba a mi esposo: ‘¿Sabías esto? ¿Sabías esto?’. Y él decía que ‘no tenía ni idea”, reveló la duquesa.

Si bien no reveló si tomó la prueba o solo estudió para ella, se estima que Meghan no es ciudadana británica debido a que abandonó la idea después del Megxit en 2020.

Además, la duquesa tampoco vivió en el Reino Unido los tres años necesarios para obtener la ciudadanía conyugal después de casarse con Harry en 2018.

Markle llegó a Gran Bretaña en noviembre de 2017 y se fue en diciembre de 2019.

En diálogo con Pamela Adlon, esta bromeó: “Creo que te lo pusieron más difícil y dijeron vamos a levantar paredes en este caso”.

La prueba de 45 minutos presenta 24 preguntas de selección multiple sobre las leyes y el sistema legal del Reino Unido, el trabajo en el país, su historia, cultura y otros detalles de la vida británica. Se puede reservar un número ilimitado de veces, pero los solicitantes deben pagar cada vez cincuenta libras esterlinas.

Una madre humanitaria

Durante la conversación con Sophie Trudeau, una de las amigas más cercanas de Meghan, las dos mujeres hablaron sobre los desafíos de ser madres y parejas de dos hombres famosos.

Además, la duquesa de Sussex reveló que el verano pasado organizó una fiesta en la piscina para la primera dama de Canadá, en la que las dos “se rieron como colegialas” y bebieron vino en la terraza de su mansión de Montecito.

Meghan describió a Sophie como una “madre humanitaria”: “Sophie se ha convertido en una querida amiga y alguien que creo que es tan emblemática de la fuerza que surge de abrazar tu humanidad, incluso frente a todas estas presiones familiares, hogareñas y públicas , manteniendo ese sentido de una misma mientras sostiene el manto de lo que viene con ser madre y cónyuge, eso es un plato lleno”.

Ambas hablaron de las rutinas domésticas. Markle reveló cómo ella y Harry comienzan el día: desde preparar la lonchera de Archie hasta alimentar a sus tres perros, además de preparar el desayuno para su familia, algo que considera muy importante para ella.

Meghan Markle y Sophie Trudeau se conocieron en Toronto hace siete años, cuando la duquesa vivía allí mientras filmaba la serie “Suits”.

💬Ver comentarios