Portavoces de la industria lechera han destacado que la caída del consumo de leche fresca en Puerto Rico es una tendencia que se ha visto agudizada desde el 2017. (GFR Media)
Para el bono se crearon dos categorías adicionales Premium y Premium Plus, que van por encima de los parámetros de la leche Grado A. (GFR Media)

El vicepresidente de la Junta de Directores del Fondo para el Fomento de la Industria Lechera (FFIL), Manuel Martínez Arbona anunció ayer el inicio de un programa de bonificación por calidad en la leche que busca incentivar a los ganaderos de leche para elevar aún más los altos estándares que tienen en la producción y tener una mayor versatilidad para el desarrollo de nuevos productos.

“Estamos dando otro paso adicional para fortalecer aún más el sector de leche en la isla y la excelente calidad de nuestro producto principal la leche fresca, que ya tiene la clasificación de Grado A. Con este programa se establecen dos categorías de cumplimiento para cualificar de la bonificación de calidad que toma como base los datos del programa de calidad de leche obtenidos bisemanalmente”  indicó Martínez.

Las dos escalas de calidad que se establecieron son las categorías Premium y Premium Plus que medirán que se cumplan con los parámetros de porciento de grasa en la leche y el contaje de células somáticas. La producción que cumpla con los parámetros de calidad de la categoría Premium recibirá una bonificación de 1.5 centavos por cuartillo y la escala Premium Plus 2.5 centavos por cuartillo.

“Dependiendo de la producción de cada ganadero, esta bonificación podría representarle un ingreso adicional que puede fluctuar entre $100 y $3,500 bisemanales. Ya hay vaquerías que cumplen con estos estándares y lo que buscamos es que la mayor cantidad posible, si no todas las 245 vaquerías del país cumplan también,” expresó Martínez.

Por su parte el agrónomo Jorge Campos Merced, Administrador de ORIL, manifestó que el programa de compensación por calidad es el producto de tres años de simulaciones con distintos modelos implementados por cooperativas lecheras en el mundo.

“La logística del programa fue modelada con resultados reales de las muestras en vaquerías. Este programa premia a los ganaderos que constantemente se interesan por promover un producto de excelente calidad.  Felicitamos a los directores  que representan los componentes  de la industria en la Junta de Directores del Fondo por identificar la fuente de ingresos para que esto sea posible,”  indicó Campos.

El nuevo director ejecutivo del FFIL, el agrónomo José Orlando Fabre, estará implantado y supervisando esta iniciativa que surge como resultado de una necesidad identificada por el propio sector de leche de elevar aún más los estándares de calidad de dicho producto que ya ostenta la clasificación más alta de Grado A. La Cooperativa de Productores de Leche (COOPPLE), en preparación para esto, lleva más de un año ofreciendo talleres educativos bajo el programa Ruta 2024 con profesores del Colegio de Mayagüez.

Este proyecto de bonificación comienza este mes de octubre y ha sido posible gracias a un fondo que la Junta de Directores del FFIL identificó para este uso.