Luisana Suarez y Pedro Valero, propietarios de Cabo Rojo Steaks, lideran una operación que se divide entre tienda física, digital, planta procesadora y finca de crianza de 500 cuerdas. (VANESSA SERRA DIAZ)

Más volumen, más puntos de venta, más variedad y más alianzas con otros elaboradores de alimentos. Así fue el año pandémico para la única productora de ganado alimentado con pasto en Puerto Rico, Cabo Rojo Steaks, compartió la familia de emprendedores Luisana Suárez, su esposo Pedro Valero y su hijo Pedro Luis.

💬Ver comentarios