World Central Kitchen Puerto Rico adquiere las cosechas de agricultores locales para utilizarlas en la confección de comidas para los trabajadores de la salud, hogares de ancianos y policías. (Suministrada)
World Central Kitchen abrirá una nueva convocatoria para el programa Plow to Plate en septiembre del 2020. (Suministrada)

En su quinta ronda de subvenciones agrícolas, World Central Kitchen (WCK) otorgó más de $330,000 a una veintena de productores locales para aumentar y agilizar su producción, mejorar la calidad de su ofrecimiento, crecer su clientela y hasta mejorar la sostenibilidad ambiental de su actividad agrícola en Puerto Rico.

Con subvenciones que fluctúan entre $5,000 y $20,000, la organización sin fines de lucro casi ha alcanzado los $2 millones en ayudas a los agricultores, ganaderos, pescadores y otros productores de alimentos o materias primas desde el 2018 a través del programa Plow to Plate.

“Han pasado casi dos años desde que lanzamos Plow to Plate en respuesta a la devastación en operaciones agrícolas y pesqueras causada por el huracán María y todavía estamos viendo una gran necesidad, pero a su vez, una determinación y perseverancia por parte de los productores de alimentos”, dijo Mikol Hoffman, directora del programa, cuyo objetivo principal es que los puertorriqueños tengan acceso digno a comida saludable.

De los 260 solicitantes en esta ronda, casi una carta parte provino de la industria pesquera del país, informó la gerente de Plow to Plate en Puerto Rico e Islas Vírgenes, Crystal Díaz.

La Pescadería Kadmiel, que sirve a casi 25 pescadores en el municipio de Naguabo, obtuvo los fondos para adquirir una nueva máquina de hielo y un congelador para mantener la pesca del día fresca por más tiempo.

“Con ese dinero, SAO Farm va a construir la casa donde las gallinas ponen los huevos. Ahora va a ser resistente a huracanes. Ese dinero también le va a ayudar con los permisos para poder vender al por mayor”, dijo Díaz sobre una de las operaciones artesanales que ha aceptado el reto comercial en Hatillo.

En Isabela, la semillera orgánica Desde Mi Huerto recibió una segunda subvención para automatizar y agilizar su proceso de empaque de semillas, mientras que Agropek espera invertir sus fondos en un sistema de recolección y tratamiento de agua de lluvia para disminuir sus gastos operacionales y su huella ambiental en Peñuelas.

Por su parte, Organia Farms buscará adquirir un camión más ágil para transportar su composta orgánica de alta calidad a sus clientes más difíciles de accesar en el centro montañoso del país.

Similar a esta, WCK abrirá una nueva convocatoria en septiembre 2020 y Díaz invitó a todos los productores a someter su solicitud. Más información sobre WKC, su programa Plow to Plate y sus esfuerzos en el Caribe está disponible aquí: https://wck.org/plow-to-plate.

Andy’s Farm en San Sebastián; Siembra la Tierra en Jayuya; Masa Madre en Aguadilla; Ganadería Buenos Aires en Cabo Rojo; De la Crema en Hatillo; Hortalizas Hidroponicas del Oeste en San Germán; Puerto Rico Agrotech en Aguas Buenas; el Apiario Naymar y La Finca de Hamberto en Vieques; la Asociación de Agricultores del Area Noroeste; Cundeamor; Moica Farm y Pura Parcha también recibieron subvenciones de WCK en esta ronda.