El USDA informó que en octubre del 2020 Puerto Rico recibió $2,336,486 para 11 empresas o productores agrícolas, como parte del Programa de Donativos de Valor Añadido.
Se necesitan entre 1,000 a 1,500 empleados, según la Asociación de Agricultores de Puerto Rico. (Archivo)

Un grupo de trabajadores mexicanos llegó a Puerto Rico para trabajar en la agricultura ante “la escasez de mano de obra agrícola”, informó el Consulado General de México en la isla.

De acuerdo con una publicación de la entidad, el grupo de trabajadores procedentes de Las Margaritas, en Chiapas, arribaron al país gracias a una visa otorgada a través del Programa federal H-2A que, según la página web del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), “permite que empleadores o agentes estadounidenses que cumplen con requisitos reglamentarios específicos traigan extranjeros a los Estados Unidos con el propósito de llenar puestos de empleos temporales en la agricultura”.

“Ante la escasez de mano de obra agrícola, este grupo de mexicanos originarios de Las Margaritas, Chiapas (portadores de visa H2-A) viajaron a Puerto Rico para laborar en fincas del área de Guánica”, sostiene una publicación del consulado en su cuenta de Facebook.

Según el USCIS, los empleadores deben ofrecer un empleo temporal, demostrar que no hay suficientes trabajadores estadounidenses capaces para realizar esas tareas y evidenciar que la contratación de los extranjeros no afectará el sueldo y las condiciones de trabajo de los ciudadanos americanos que tienen tareas similares, entre otros.

🇲🇽🧑‍🌾 Ante la escasez de mano de obra agrícola, este grupo de mexicanos originarios de Las Margaritas, Chiapas...

Posted by Consulado General de México en Puerto Rico on Tuesday, March 23, 2021

“El pueblo mexicano se distingue por ser gente de trabajo, nos llena de orgullo saber que manos mexicanas están cultivando los alimentos que irán a la mesa de miles de puertorriqueños”, celebró el consulado.

Tras la llegada de los obreros mexicanos, el presidente de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico, Héctor Cordero, confirmó en una entrevista radial (NotiUno 630 AM) que trabajadores de Honduras están interesados en ingresar al sector agrícola de la isla.

Indicó que ayer se reunió a esos fines con la secretaria de la Gobernación, Noelia García, quien le solicitó apoyar al gobierno para realizar una guía que facilite la entrada de estos obreros. Hasta el momento, la llegada de estas personas se ha dado por gestiones particulares de los agricultores. Necesitan entre 1,000 a 1,500 empleados.

Ya nos comunicamos con nuestra parte en Washington, la ’American Farmers Bureau’ para que nos ayude en el bosquejo para definitivamente instituirlo hasta que el puertorriqueño despierte”, señaló Cordero.

Ante esto, el gobernador Pedro Pierluisi reaccionó ayer en una conferencia de prensa diciendo que “lo ideal” sería que esos puestos de trabajo sean ocupados por mano de obra puertorriqueña.

“Tanto en el sector de la Agricultura como en el sector de la Construcción, son dos sectores en los que a veces vemos falta de capacidad laboral local. Lo ideal es que sean manos nuestras, que sean empleados boricuas los que recogen el café y trabajen en esas obras de construcción”.

No obstante, Pierluisi dijo que había que dar la bienvenida a todas aquellas personas que desearan llegar a Puerto Rico a trabajar.

“Debemos recibir con los brazos abiertos a todo el que quiera laborar en Puerto Rico”, dijo. “Todo el que quiera venir a Puerto Rico para visitarnos, para invertir, para reeducarse y retirarse aquí tiene que ser bienvenido”.

Cuestionado sobre si la falta de mano de obra también afectaría al sector de la construcción en medio de la llegada de millones de dólares en fondos federales por los huracanes Irma y María, así como por los terremotos, el gobernador dijo que busca que las condiciones de trabajo mejoren.

“Yo emití una orden ejecutiva para asegurarme que en los proyectos de construcción que estén usando fondos federales se pague el salario mínimo federal que aplica a las compras y contratos del gobierno de Estados Unidos. Ese salario es de $10.95 la hora y se ajusta todos los años”, precisó.

Asimismo, recordó que creó un comité con representación del sector empresarial y sindical para llegar a acuerdos relacionados a los proyectos de construcción con fondos federales.

“Que no solo sea el salario mínimo, sino que la paga y las condiciones de trabajo de los obreros en la construcción sean justas y razonables”, acotó.

💬Ver comentarios