Hay fondos federales dirigidos a atender el impacto económico que tuvo la pandemia en el sector de cultivos tradicionales.
La JSF aprobó $121 millones, que es menor que el presupuesto actual de $130 millones, y ni un centavo del Fondo General para los subsidios e incentivos. (Archivo)

En momentos en que se procura fortalecer la agricultura y trabajar con la fragilidad de la seguridad alimentaria en el país, los agricultores bonafide corren el riesgo de no contar con incentivos ni un programa de subsidios para el próximo año fiscal.

💬Ver comentarios