Los empresarios en Puerto Rico pueden solicitar todavía la ayuda y estarán exentos del pago e intereses por los primeros 12 meses. (Archivo)
Los empresarios en Puerto Rico pueden solicitar todavía la ayuda y estarán exentos del pago e intereses por los primeros 12 meses. (Archivo) (Archivo)

Los dueños de negocios que han tenido pérdidas económicas a consecuencia del paso del huracán Fiona por la isla, están a tiempo todavía de obtener un préstamo a bajo interés de la Administración federal de Pequeños Negocios (SBA por sus siglas en inglés) y con condiciones de pago bien favorables.

Así lo indicó Eric Perlloni, especialista en Asuntos Públicos de SBA, quien indicó que aún debe haber comerciantes en Puerto Rico que no se hayan recuperado de los estragos causados por Fiona. “El año está comenzando y muchos comerciantes perciben que desde que pasó el huracán no han podido arrancar económicamente con sus negocios”, comentó.

Aclaró que para solicitar este préstamo por desastres de SBA no hace falta que la estructura del negocio haya sufrido algún daño físico. El programa lo que busca es que los negocios puedan echar hacia adelante.

No importa en qué punto de la isla queda el negocio, cualifica para este préstamo por desastre, agregó el oficial de Asuntos Públicos.

La cantidad máxima a prestar es $2 millones y el monto es pagadero en un periodo de hasta 30 años. La tasa de interés es 3.04%

Perlloni indicó que hay un beneficio adicional que aprobó la SBA. Explicó que durante los primeros 12 meses del préstamo, el empresario no tendrá que efectuar pagos y tampoco le cobrarán intereses. “Esto se hizo con el objetivo de que el comerciante se concentre en la recuperación de su negocio”, expresó al enfatizar que los intereses tampoco se acumularán durante ese primer año del préstamo.

“Al ofrecer préstamos asequibles sin intereses ni pagos durante el primer año, además de tasas de bajo interés fijas durante el plazo restante a 30 años, la SBA está maximizando la probabilidad de que los sobrevivientes de desastres se recuperen con éxito, minimizando dificultades financieras adicionales”.

El préstamo por desastre va dirigido a proveer capital de trabajo, ya sea para el pago de nómina, compra de inventario, pago de utilidades o para saldar deudas, entre otros. El uso que se le dará al dinero lo determinará el oficial de SBA asignado al caso, señaló Perlloni.

La fecha límite para solicitar este préstamo por desastre se extendió hasta el 21 de junio de 2023.

El comerciante puede tener otro préstamo activo con SBA al momento de solicitar esta ayuda, según el funcionario, pero el préstamo deberá estar al día en sus pagos para que pueda ser considerada la solicitud.

“No se auto descualifiquen, aún cuando la banca privada los haya rechazado. Los criterios de SBA son flexibles y pudieran cualificar”, sostuvo.

Los interesados en radicar la solicitud pueden acceder a la solicitud a través de la página web de la agencia federal: sba.gov/desastre o pueden llamar libre de costo al 1-800-659-2955.

💬Ver comentarios