La baja en las tasas de interés ha llevado a muchos consumidores a considerar la posibilidad de refinanciar sus viviendas, ya sea para generar ahorros, cambiar la duración del préstamo u obtener dinero para hacer mejoras al hogar.
La baja en las tasas de interés ha llevado a muchos consumidores a considerar la posibilidad de refinanciar sus viviendas, ya sea para generar ahorros, cambiar la duración del préstamo u obtener dinero para hacer mejoras al hogar. (shutterstock)

Gracias a la caída de las tasas de interés registrada durante la pandemia de COVID-19, hay consumidores que al refinanciar sus viviendas ven bajas de hasta 38% en su pago mensual de hipoteca en comparación con lo que pagaban antes.