Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Nuevas reglas del Tesoro federal buscan acabar con el anonimato en la compraventa de viviendas

Luego de una normativa que busca identificar a las personas detrás de las cientos de miles de entidades LLC en Estados Unidos, la agencia busca hacer lo mismo, pero en las transacciones de compraventa, cesiones y hasta donaciones de propiedades residenciales

9 de febrero de 2024 - 12:00 PM

La FinCEN es la oficina del Departamento del Tesoro de Estados Unidos encargada de hacer cumplir las normas para prevenir lavado de dinero y otros crímenes financieros. (Patrick Semansky)

La Red para la Detección de Crímenes Financieros (FinCEN, en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, anunció que trabaja en un reglamento que obligará a reportar los detalles de las transacciones de bienes raíces residenciales que se realizan en efectivo, con financiamientos privados o mediante acuerdos de cesión.

La movida busca poner coto a lo que según la dependencia se ha convertido en un patrón de especulación inmobiliaria en Estados Unidos que ha contribuido al encarecimiento de las propiedades.

Mediante el anonimato, actores ilícitos están explotando el mercado inmobiliario residencial de los Estados Unidos para lavar y ocultar las ganancias que obtienen de crímenes serios, mientras que los estadounidenses respetuosos de la ley cargan con el costo de los precios inflados de la vivienda”, expuso la directora de FinCEN, Andrea Gacki, en declaraciones escritas.

“Hoy marca un paso importante hacia no solamente frenar el abuso del sector inmobiliario residencial de los Estados Unidos, sino también salvaguardar nuestra seguridad económica y nacional”, agregó la funcionaria al dar a conocer la regla propuesta por FinCEN esta semana.

Con la publicación del “Aviso de Reglamentación Propuesto”, la oficina federal abrió una ventana de 60 días para recibir comentarios del público.

La movida de FinCEN toma forma a solo meses de que la entidad que busca frenar actividades de lavado de dinero y prácticas fraudulentas a través del sistema financiero estadounidense y el Servicio de Rentas Internas federal adoptara una normativa dirigida a identificar, con nombre y apellido, a las personas y corporaciones detrás de cientos de miles de entidades de responsabilidad limitada (LLC, por sus siglas en inglés) que hacen transacciones de todo tipo. Tal normativa aplica a transacciones en Puerto Rico.

Hace unos dos años, El Nuevo Día reveló que en Puerto Rico, en los pasados cinco años, el número de transacciones inmobiliarias en las que media una LLC se ha disparado al punto de que, en un plazo de cinco años, el número de documentos presentados para inscripción o presentación en el Registro de la Propiedad superaba los 15,000.

De igual forma, hace poco más de un año, el presidente de la Cámara baja, Rafael “Tatito” Hernández, impulsó legislación para que las entidades y personas vinculadas al sector inmobiliario en Puerto Rico tengan que informar al Departamento de Hacienda la compraventa de inmuebles donde media efectivo.

A continuación, resumimos la regla propuesta que, según la FinCEN, tiene el objetivo de “combatir y disuadir el lavado de dinero en el sector inmobiliario residencial de Estados Unidos, mediante el aumento de la transparencia”.

¿Qué cambios se proponen?

El reglamento obligaría a profesionales como abogados y a empresas involucradas en el cierre y la liquidación de bienes raíces a reportar a FinCEN ciertas transacciones con inmuebles residenciales, cuando las partes involucradas son entidades como corporaciones y fideicomisos. Esto significa que las transacciones entre individuos quedarán exentas del nuevo requisito.

¿Qué propiedades estarán sujetas a reportarse?

La FinCEN propone que sea compulsorio someter informes sobre las transferencias de todo tipo de vivienda unifamiliar, como casas, casas adosadas, condominios y unidades en complejos de apartamentos; de propiedades multifamiliares de hasta cuatro unidades; y de terrenos vacíos o que cuenten con trámites de permisos para construir hasta cuatro viviendas.

¿Qué tipo de transacciones se tendrán que informar?

Bajo “transferencia”, se incluyen compraventas por cualquier suma en efectivo o con financiamientos privados (en las que no intervienen instituciones como bancos y cooperativas), cesiones, traspasos y donaciones.

Se eximen las transferencias relacionadas a servidumbres, a trámites relacionados con la muerte del propietario, con divorcios o con quiebras.

¿Qué información se tendrá que incluir en el reporte?

La información del reporte incluirá: datos de la propiedad que se vende o transfiere; información sobre las entidades legales o fideicomisos involucradas en la transacción; quiénes representan a esas entidades o fideicomisos; información sobre la persona y la empresa que está sometiendo el informe; y los detalles de cualquier pago realizado.

¿Quién someterá el informe?

La FinCEN incluyó en la lista a abogados, agentes de compañías de seguros de título, representantes de fideicomisos y agentes encargados de la liquidación de bienes raíces.

¿Por qué no se incluyen las transacciones financiadas o los préstamos garantizados con una propiedad?

Las instituciones financieras como bancos y cooperativas, así como las firmas de inversión debidamente registradas, ya están obligadas por ley a cumplir con un programa antilavado de dinero y a someter informes de actividades sospechosas, conocidos como SAR, por sus siglas en inglés, mecanismos que deben contribuir a identificar actividades ilícitas, incluyendo aquellas donde medien inmuebles.



Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: