Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

caribbean cinemas (horizontal-x3)
Robert Carrady, presidente de Caribbean Cinemas, anunció la apertura de salas IMAX y 4DX en Montehiedra. (Jorge Ramirez Portela)

Con $6 millones de inversión, Caribbean Cinemas abrirá  a finales de mayo las primeras salas  IMAX y  4DX   en su complejo de Montehiedra, en San Juan, reveló ayer el presidente de la empresa,  Robert Carrady.

 Incorporar estos formatos de proyección ha requerido nueva construcción, toda vez que exigen salas más altas, anchas y con mayor distancia entre filas, detalló el ejecutivo.

 Por ejemplo, para la experiencia IMAX, tuvieron que unir “dos salas en una y se subió el techo hasta 54 pies”, precisó. Esto implica un aumento vertical de 22 pies a la estructura existente. 

“Vamos a tener la pantalla más grande del Caribe”, adelantó  Carrady sobre el espacio de proyección de 46 pies de alto por 80 de ancho, en una sala con capacidad para 400 butacas.

Como marco de referencia, la pantalla de una sala tipo “estadio” es de 30 pies de alto por 50 pies de ancho.

  La 4DX –de experiencia multisensorial– también será una obra nueva porque, entre otros requisitos, las filas deben estar a  54 pulgadas entre sí.

Por lo pronto, “el cine sigue operando con seis de las salas. Pero a mediados de marzo cerraremos completamente por unos dos meses”, explicó Carrady. Ese periodo se usará  para renovar los baños, el vestíbulo y las áreas comunes del complejo, inaugurado hace ya 20 años.

 El cine contará con dos salones para celebrar cumpleaños y un salón de juegos. También se agregará una  cocina para  el restaurante tipo deli, que servirá sándwiches, pizzas, pastas y hasta sushi, informó el ejecutivo.  

 La fase de construcción, a cargo del director de desarrollo de la empresa,  Ross Astrachan,  y del arquitecto  Fernando Rojas,  ha generado  unos 40 a 50 empleos. 

Cuando opere a capacidad, “proyectamos aumentar  los 50 empleos actuales a unos 90”, anticipó Carrady.

El objetivo de Caribbean Cinemas es  que los nuevos cines de Montehiedra –con 13 salas y 1,900 butacas– marquen “una nueva era en la industria del entretenimiento local”, planteó Carrady.

Por ello, además de la conveniencia de poder reservar asientos numerados, comprar boletos por el teléfono móvil y disfrutar de renovadas instalaciones y menú, la principal apuesta es tecnológica.

 En el formato IMAX –que envuelve al observador con la enormidad y alta definición de la imagen generada con dos proyectores digitales– planifican tener títulos comerciales de acción y efectos especiales, con una admisión de menos de $15.00, con impuestos incluidos.

Para complementar los estrenos, Carrady indicó que también sacarán provecho a los documentales existentes en este formato, que por lo regular duran menos de 45 minutos. “Esperamos proyectarlos en actividades por la mañana”, comentó el ejecutivo.

 4DX para todos los sentidos.  En otra de las salas de nueva construcción se presentarán películas con tecnología de inmersión multisensorial 4DX.  

 La idea del 4DX es que, más allá de usar gafas para apreciar el contenido en 3D y contar con un sonido ultradefinido, la audiencia recibe estímulos para todos sus sentidos. 

Las butacas giran, se inclinan, vibran y  emiten calor, según lo que se observe en pantalla. Cuentan con un ‘tickler’, una pieza que toca las piernas del espectador en momentos  clave, como cuando –por ejemplo– se esté proyectando una invasión de  serpientes. También tienen integrados rociadores que emiten vapor, agua y burbujas. 

La sala, a su vez, cuenta con efectos de luces para ambientar y también con emisores de aromas.  

Esto implica que ya no habrá que viajar a parques temáticos como Universal Studios o Epcot Center  para disfrutar tecnologías similares.  

  El  concepto, creado por la empresa surcoreana  CJ 4DPLEX, está en 400 salas del mundo. En Estados Unidos, solo hay dos existentes y otras dos en construcción, por lo que Carrady se expresó orgulloso de que la de Montehiedra sea la quinta en fila. 

Más CXC. Como tercera apuesta, la cadena expandirá a Montehiedra el formato Caribbean Cinemas Extreme, que mercadean como CXC. 

Este concepto de formato grande incorpora proyectores 4K, con sistema de sonido de alta potencia Dolby Atmos, que se distribuye con unas 60 bocinas instaladas a 360 grados, incluido el techo de la sala. 

En la actualidad, hay salas CXC en Plaza Guaynabo, Plaza Las Américas, Las Catalinas en Caguas y Barceloneta. “Plaza del Caribe (en Ponce) será la próxima con CXC”, anticipó Carrdady.

Mercado consistente.  A pesar de la emigración masiva y los desafíos de 10 años de contracción económica, Carrady aseguró que el perfil del público que destina parte de su presupuesto a la experiencia del cine se ha mantenido igual. 

“La visita al cine sigue siendo de un mercado mayormente de clase media. Las películas familiares son el producto más consistente”, precisó.

El ejecutivo de Caribbean Cinemas opinó que en parte esta tendencia se ha mantenido gracias a que la empresa que lidera ha mantenido precios de admisión más económicos que los de Estados Unidos.

 Además de ser la única cadena de cines en Puerto Rico, tanto en la oferta comercial como con sus dos Fine Arts en Popular Center y Miramar, dedicados al cine independiente e internacional, Caribbean Cinemas tiene presencia en República Dominicana, Aruba, Antigua, Guyana, St. Croix, St. Thomas, St. Kitts, St. Lucia, St. Maarten y Trinidad.      


💬Ver 0 comentarios