Muchas fincas de la zona requieren la mano de obra. (GFR Media)

El Departamento de Agricultura colocará a partir del próximo lunes autobuses en los campamentos de Yauco y Guánica para transportar desde allí a los refugiados que interesen trabajar en la agricultura a distintas fincas de la zona.

La iniciativa responde al reclamo levantado por los agricultores de la región que temen la pérdida de sus cosechas por la falta de mano de obra, agudizada por la actividad sísmica que sigue impactando esa área.

En nuestras visitas a la zona hemos visto muchos agricultores en busca de mano de obra para contratación inmediata. La producción de estos agricultores no se vio afectada por la actividad sísmica, pero están urgidos de manos para recoger sus cosechas a tiempo y que esa producción no se pierda”, explicó el secretario de Agricultura, Carlos Flores.

Indicó que mientras existe esa escasez en el agro, los alcaldes de la zona le han expresado preocupación porque muchas de las personas que están en los refugios pudieron haber perdido sus empleos, ya sea temporal o permanentemente, a raíz de los sismos.

“Unos ya estaban desempleados. Muchos han comentado sobre la necesidad de buscar trabajo para enfrentar esta situación extraordinaria que enfrentan, a la vez que salen durante un período del día del refugio. Esas guaguas que vamos a colocar en esos dos refugios transportarán a los interesados en trabajar en las fincas”, dijo Flores a El Nuevo Día.

Informó que los trabajadores que se integren a esta labor cobrarán $7.25 la hora, acumularán Seguro Social y recibirán un bono, mientras trabajan de 7:00 a.m. a 2:00 p.m.

Flores recalcó que estos ingresos no afectarán el beneficio del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) que estén recibiendo los interesados, pues el reglamento del Departamento de Agricultura considera exentos los ingresos provenientes del recogido del café, plátanos y guineos, entre otros, durante la temporada de cosecha.

El funcionario adelantó que, además de Yauco y Guánica, se está trabajando con los alcaldes de Peñuelas, Juana Díaz y Sabana Grande para extender a esos municipios esta iniciativa.

“Comenzamos en Yauco y Guánica porque son las fincas a las que más le urge reclutar trabajadores para no perder sus cosechas. Cada una requiere entre 30 y 40 personas diariamente”, señaló.


💬Ver 0 comentarios