El presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina estimó que la demanda de gasolina podría continuar bajando a más de la mitad antes que finalice este mes. (archivo)

El litro de gasolina ronda hoy los 50 centavos, precio que no se veía desde hace más de una década, pero los consumidores no se están aprovechando de esa reducción debido al toque de queda que impera en la isla.

“Las operaciones en las estaciones están normales, aunque el consumo ha bajado considerablemente. El tráfico ha disminuido, la gente no está saliendo a comprar gasolina”, manifestó Rafael Mercado, presidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina (ADG).

La demanda ha bajado un 40%, según Mercado, y estimó que podría continuar descendiendo a más de la mitad antes que finalice este mes, periodo que coincide con el fin de la Orden Ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez.

Hoy el litro de la regular está en los bajos 50 y tantos centavos en estaciones de la marca Total, Shell, Puma y Toral, según la página digital del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO). Mientras, las marcas Gulf, EcoMaxx y otras están por debajo de los 50 centavos, incluso tan bajo como 45.7 en las estaciones BVI Cabo Rojo Gas.

“Con la determinación de la gobernadora, los consumidores se han quedado en sus casas, no se mueven. Y el precio bajo no ha sido un estímulo para que salgan a comprar”, dijo Mercado. Señaló que si la demanda continúa hacia la baja, los precios podrían ir en esa misma dirección.

Al momento, el DACO mantiene congelado el margen de ganancias de los detallistas de gasolina, lo que implica que están imposibilitados de aumentarlo, aunque sí podrían bajarlo. Ese margen ronda entre los tres y cinco centavos por litro, según el presidente de la ADG.

Las estaciones que operan 24 horas -un 25% del total de estaciones- continúan abiertas todo el tiempo, pese a que debido al toque de queda, son muy pocos los clientes que llegan a echar gasolina pasadas las 9:00 p.m. “Económicamente no va a ser viable, pero puede ayudar a los empleados que están trabajando durante la crisis, como enfermeros, médicos, camioneros que necesitan combustible para llegar a sus trabajos”, sostuvo Mercado.

Las tiendas de conveniencia de las gasolineras continúan en operaciones, y en ellas se consiguen alimentos como leche, pan, quesos, algunos enlatados, agua embotellada, además de artículos de primera necesidad como papel de baño y pañales para bebés. Sin embargo, el servicio de mecánica liviana, cambio de aceitey filtro o de gomas, está cerrado, ya que la Orden Ejecutiva no eximió esos servicios del cierre de comercios.


💬Ver 0 comentarios